La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

jueves, 6 de noviembre de 2008

semáforo

Esta semana también queríamos participar en el proyecto semanal de Meninheira.

Pero cuando propuso el tema de "semáforo" realmente mi primer pensamiento fue: madre mía, qué hago yo con esto aparte de los 3 colores en 10 idiomas jeje.

Pero luego a la hora de llevar a los niños al extra escolar me acordé del tema de la semana. Tenemos la "suerte" de que se nos ha arreglado una calle cerca de nuestro barrio. Una calle que utilizamos casi cada día. Y algún ingeniero iluminado (literalmente iluminado con semáforos) se le ocurrió de que los semáforos peatonales eran muy necesarios. Así que puso 14 semáforos en un tramo de 2 km!!! Sí, sí 14 semáforos en 2 kilómetros. Sabemos muy bien que son 2 kilómetros porque ya medimos el kilómetro que era parte de esta calle. Así que era fácil estimar que se trataba de dos kilómetros.

14 semáforos en dos kilómetros quiere decir, un semáforo más o menos cada 150m. Es una locura y mucha gente no le hace ni caso a los semáforos. Así que nos pusimos en la calle a observar durante 15 minutos a los usuarios del tráfico a ver qué hacían con los semáforos. Les di una tarjeta a cada uno para poner rallitas si un peatón, un coche o un autobús paraba o se saltaba el semáforo.


Sacamos la conclusión de que los peatones son los que menos paran cuando el semáforo está en rojo. ¿Entonces porqué poner semáforos peatonales? También vimos varios coches pasándose el semáforo en rojo y un autobús también.



Les sirvió a los niños para ver la absurdidad de ciertas normas. Hablamos sobre cuales semáforos eran realmente peligrosos saltarlos y cuales menos. ¿Cuando se podría saltar un semáforo? ¿Cuándo lo saltarían más, de día o de noche?

También se dieron cuenta de que era absurdo en una calle tan poco transitada poner tantos semáforos peatonales cuando ellos cada verano en el pueblo de mis padres casi no pueden cruzar una autovía con dos carriles en cada dirección cuando quieren salir con su bici. Allí piden semáforo y no lo ponen, y aquí nos sobra semáforo.

El semáforo nos dio mucho tema para pensar. Las normas hay que respetarlas, pero no pueden llegar al absurdo. Uf, un tema complicado para entender para los niños.

6 comentarios:

Meninheira dijo...

Muy buen desarrollo del proyecto, sí señora! Mis felicitaciones.

Un besito y gracias por participar *

Marvan dijo...

Gracias a tí por tus ideas tan originales. A mi nunca se me hubiera ocurrido jeje.

Marc+Rowan dijo...

Reconozco el valor de lo que has hecho y creo que tus hijos lo habrán entendido a la perfección. Mejor incluso que los 'brillantes' urbanistas del Ajuntament que han creado 'Semaforolandia' en tan sólo unos pocos metros. Al menos sirven de algo: tu idea y el proyecto desarrollado con tus hijos. Felicidades por tu creatividad y originalidad. Quizás deberías estar tú en Urbanisme para poner un poco de cordura y lógica. Besos.

Marc+Rowan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marvan dijo...

Hola Marc, Rowan y jejeje! ¡Qué sorpresa veros por aquí! La próxima vez que pasais por semaforolandia ya pensareis en nosotros. Besos!!!!

Pequete dijo...

Excelente abordagem ao tema! Crei que um destes dias, farei o mesmo com as minhas filhas, e nos poremos a observar um semáforo e como o respeita (ou não) a gente. Mas terei que encontrar um que possa observar desde o interior de um café, pois por aqui já faz um frio invernal.

Related Posts with Thumbnails