La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

miércoles, 20 de abril de 2011

reflexión pedagógica

Este post es más bien una reflexión para mi misma, para darme ideas sobre cómo encajar todo, cómo entender a mis hijos. ¿Porqué son como son? ¿Porqué aprenden como aprenden?

Sin embargo he decidido hacer pública esta reflexión porque quizás algunos me podéis dar más ideas de cómo acabar el rompecabezas o quizás otros os encontráis en la misma situación y si puedo ayudar a alguien, bienvenido sea.

Así que aquí os lo dejo para lectura de Semana Santa y nos veremos después de estos días. ;)

La educación en general siempre ha sido un tema que me ha interesado. Estudié magisterio y luego pedagogía porque me daba la sensación de que me faltaba aún mucho por aprender sobre la educación y la manera de aprender de los niños. Debo decir lamentablemente que mis estudios al final me han servido de bien poco para educar a mis hijos, bien al contrario. Algunas veces ciertas teorías que estudié, incluso, me han impedido ver cómo realmente aprenden. Mis verdaderos maestros en el cómo del aprendizaje y que me están haciendo sacar un doctorado, Master y postgrado a marchas forzadas en educación y guiar el aprendizaje, son mis propios hijos.

Cuando yo empecé a trabajar, mi profesión me gustaba, me gustaba enseñar a los niños, me encantaba buscar recursos de cómo montar un currículo. Tuve la gran suerte (aunque una suerte pedagógicamente irresponsable por parte del centro donde trabajaba, porque no era un centro de innovación pedagógica, ni un centro de educación libre) de empezar a trabajar en un colegio donde tenía que montar mi propio currículo desde cero, literalmente desde cero. O sea que la profe que tenían estos niños delante en septiembre prácticamente no tenía ni idea qué iba a hacer en octubre e iba a base de sacarle humo a la fotocopiadora y meterme en todos los libros que pillaba. Pero me gustaba. Y aún no tenía hijos, por lo que tenía tiempo para dedicarme ;)

Construía yo misma la educación de estos niños y me encantaba. Esta claro que yo veía un futuro brillante para mis propios hijos en aquel colegio, cuando nació mi primer hijo, y yo iba a guiar a mis hijos a ser unos estudiantes ejemplares y todos íbamos a ser de lo más felices en aquel colegio. Lo íbamos a pasar bien juntos enseñando, estudiando y aprendiendo. Aunque en aquel momento la educación en casa no se me había pasado por la cabeza, yo sí siempre tuve claro que mis hijos iban a ir al mismo colegio donde trabajaba yo. Me gustaba mi trabajo, ¿cómo podía pensar que el colegio iba a ser malo para ellos?, pero quería estar cerca de mis hijos al máximo.

Luego vino la jarra de agua fría que rompió mis sueños ingenuos.
El primer culpable en romper estos sueños fue el sistema mismo. El sistema no te deja siempre hacer lo que quieres. Mientras no había nada, construía yo el currículo, pero rápidamente vinieron los métodos y los libros que tenía que seguir y cada año la tarea era más monótona. Había que cumplir unos objetivos, seguir el currículo, acabar los libros etc.... aquello ya no era divertido.

El segundo culpable en romper estos sueños definitivamente (pero que también abrió simultáneamente delante de mi un mundo completamente nuevo a descubrir) fue mi hijo mayor.
Decían que no aprendía como "se debe de aprender". ¿Cómo podía ser esto? Yo con tantas teorías ¿Y no encajaba mi propio hijo? ¿No había ninguna que le servía? ¿No íbamos a aprender todos juntos tan felices comiendo perdices?

Pues no. Todos los informes que me llegaban acababan en la misma conclusión: tu hijo no aprende como los demás, vamos, igual hasta es incapaz de aprender como "dios manda" y el porcentaje de fracaso escolar es altísimo. Tu hijo tiene TDAH.

Mi hijo tiene ¿qué?.
Es un tema que menciono poco en el blog porque es algo que cuando empecé con el blog ya lo tenía mínimamente superado. Tengo ya claro que no existe esta manera de aprender "como dios manda" ni hay que aprender "como los demás". Incluso tengo ya claro que esta manera "como los demás" ni siquiera es la mejor manera. Y además un nombre y una etiqueta dicen TAN POCO sobre un niño y realmente para mi ahora ya casi no significa nada.

Pero en aquel momento fue un golpe duro. Me gustaba la búsqueda educativa, me gustaban los problemas de aprendizaje y buscarle una solución, pero siempre y cuando los que tenían los problemas eran los niños de otros. Vamos, que no lo necesitaba en mi casa, tampoco me gustaba tanto.

Fue en aquel momento cuando me dí cuenta de que todo lo que había estudiado me servía de bien poco. Yo había aprendido a "enseñar a los niños que aprenden como hay que aprender". Yo era una aficionada a los problemas de aprendizaje y sabía cosillas por aquí y por allá, pero realmente no tenía ni idea (si es que finalmente uno puede tener idea).

Me empecé a tragar todos, pero literalmente todos, los libros sobre el TDAH que podía pillar y llegué a la conclusión de que sí. Mi hijo tenía y sigue teniendo el TDAH, Trastorno por déficit de Atención con Hiperactividad. El TDAH existe, no es ninguna moda, ninguna invención de nadie. Siempre me duele cuando leo opiniones o artículos desmintiendo su existencia, echando la culpa a los padres que seguramente no saben educar a sus hijos. Pero el TDAH es un problema real para muchas familias entre las cuales está la mía. Pero me negaba y me sigo negando a aceptar la versión de "enfermedad".

Si eres alto en un mundo de altos, la vida es fácil e incluso podrías pensar que los bajitos han sido mal educados por sus padres, porque no los habrán estimulado bastante para que crezcan lo suficiente. Tú has conseguido que tu hijo sea alto o sea que ellos lo habrán hecho mal. Pero quizás simplemente tu hijo nació alto....... Sin embargo existen bajitos, y nacieron bajitos, pero no están enfermos estos bajitos. Siempre ha habido bajitos, pero ahora se lleva ser alto. Se podría dar alguna pastilla a los bajitos para hacerlos crecer, y seguramente incluso crecerían la mayoría. Pero quizás sería más fácil que el mundo de los altos bajara un poquito para que los bajitos otra vez pudieran tener una vida feliz igual que los altos.

Mi hijo tiene el TDAH igual como otro es bajito, otro es tímido, otro necesita gafas o otro es más gordito, uno es más cariñoso otro lo es menos, uno dibuja bien, otro baila bien........ TODOS somos diferentes. No entiendo la manía que existe de que todos tenemos que ser iguales, pasar por lo mismo, saber lo mismo y aprender lo mismo y encima de la misma manera. Mi hijo "no aprende como los demás". ¿Qué quiere decir esto? ¿Es que acaso hay una manera única y universal para aprender? No me gustan las teorías que sirven para todos, porque está claro que para todos no sirve ninguna.

Mi hijo es diferente y no entiendo la manía de que lo diferente, o es malo, o es inventado, pero "diferente" no puede ser.
Unos lo ven diferente y quieren que sea igual a base de pastillas, otros ni siquiera quieren aceptar que pueda ser diferente y le meten en el saco de "todos los niños son iguales" y si es diferente, será que habrás hecho algo malo. NO, ni he hecho nada malo, ni todos los niños son iguales. Al contrario, todos son diferentes, y cada uno tiene su diferencia particular.

Justamente allí es donde falla el colegio que quiere tratar a todos los niños como iguales. Hombre, existen las grandes teorías de la atención a la diversidad y todas estas cosas bonitas, pero muchas veces son simplemente papel mojado. Sin recursos, con clases sobre-pobladas y currículos súper rígidos, la atención a la diversidad es una tirita encima de una herida profundísima e infectada.

Mientras que adaptar un colegio para un niño bajito, tímido, con gafas o silla de ruedas es, relativamente fácil, pues se ve que adaptar un colegio o una clase (o la sociedad) a un niño con TDAH, ya no es tan fácil. Resulta más fácil (o eso piensan algunos) adaptar al niño al sistema que no el sistema al niño. El mundo de hoy en día no lo pone fácil para estos niños. Pero difícil no quiere decir imposible y nunca nadie nos ha dicho que esto iba a ser fácil.

Yo me decanto por la teoría de Thom Hartmann. Un autor que me encanta y del cuál me he leído todos sus libros referentes al TDAH. Es el inventor de la teoría del "agricultor y cazador". Los niños con TDAH son los cazadores de antes. La naturaleza es sabia, sabe que para la supervivencia de la especie necesita de cazadores, emprendedores, luchadores, inventores y creadores. El TDAH realmente es una ventaja, simplemente depende de cómo se mira, de cómo se monta el entorno, qué ambiente se crea o se respira.
Es como meter a un celíaco en la china comiendo solamente arroz: no problem. Así que por mucho que sea una condición biológica, que lo es, esto no quiere decir por si mismo que sea este niño que se tiene que adaptar, también se puede adaptar el entorno.

Pero hoy en día estos niños "molestan", se mueven demasiado y se les ocurre ser demasiado independientes, se les ocurre no hacer caso y tomar sus propias decisiones, se les ocurre querer correr por el césped o subir por los árboles, se les ocurre no estar quietos escuchando las explicaciones sino meterse ellos mismos de lleno en todo sin tener ni idea y encima equivocarse, pero madre mía si aprenden, se les ocurre no llevar agenda electrónica y olvidarse de las 30.000 obligaciones que tienen. Total, se les ocurre no encajar en esta sociedad que hemos creado. A veces cuesta aceptar esto como adulto cuando convives con ellos. Es tan cómodo cuando todo sale "como debe de salir".

Thom Hartmann fue el autor que me abrió los ojos sobre la educación en casa. Lamentablemente tardé aún dos años más hasta darme cuenta de que la educación en familia en España no era "i-legal" sino "a-legal" y que había familias que la practicaban. Es cuando empezamos nuestro camino en la educación en casa y cuando yo ya tenía claro que el TDAH es un problema según cómo se mira. No es fácil, es un reto. Pero la educación en casa ha sido una elección que aún hoy celebro. Veo a mis hijos felices y aprendiendo. No aprenden "como hay que aprender", incluso en algunos casos ni aprenden LO que hay que aprender, pero madre mía si aprenden y aún tenemos mucho tiempo para llegar a LO que hay que aprender. Por cierto ¿quién decidió LO que hay que aprender?

Cuando empezamos con la educación en casa, hace ya casi 4 años, todo parecía encajar a la perfección, pero sin embargo, se me empezaron a romper los esquemas de nuevo con mi segundo hijo. También un niño con TDAH (esto se suele llevar en la familia, y sabemos de dónde viene ;)) Este niño no era cazador, como mucho era soñador o inventor con una creatividad inmensa. Pero era el típico niño que utilizan los que están en contra de la teoría de Hartmann: un niño con TDAH no es un cazador porque se le olvidaría la escopeta a la hora de ir a cazar ;). Y otra vez me tropiezo con la manía de que todos tenemos que ser iguales. Todos somos diferentes, entonces todos los niños con TDAH también serán diferentes.........

Así que tuve que ponerme otra vez las pilas y ponerme a la lectura y la investigación. Esta vez en la dislexia. ¿Cómo puede ser que un niño con una mente tan brillante para las mates, o sea que, inteligente, pueda tener tantas dificultades para leer y escribir?

Y aquí un libro que me ha hecho encajar muchas piezas ha sido: "Cómo aprendemos a leer" de Maryanne Wolf.

Hay muchas teorías que hablan de que los niños aprenden a leer solos cuando están rodeados de libros y cuando ven a los padres leer. Estas teorías a mi muchas veces me han preocupado mucho y me han frustrado y me han dolido, porque me hacían preguntarme una y otra vez ¿dónde estaba mi error? ¿dónde me equivoqué?

En mi casa estamos, no rodeados, sino casi enterrados entre libros. Desde siempre les he leído cuentos y más cuentos, libros y más libros, leo en voz alta, tengo mis lecturas personales, el papá también lee de todo...... entonces ¿porqué mi hijo no aprendía a leer "solo"? Como dicen estas teorías.

Maryanne Wolf dice justamente lo contrario. El hecho de que leemos es casi un milagro. El cerebro humano no está "naturalmente" hecho para leer, como está hecho sí para hablar. Entonces necesitas de ciertos factores y circuitos cerebrales "especiales" para poder aprender a leer "solo". Muchos niños no tienen problemas con esto, pero otros sí, como por ejemplo su propio hijo.

Este libro tiene dos citas que me ayudaron mucho a entender ciertas cosas. Una está en la página 227. Allí Maryanne Wolf escribe una anécdota sobre su propio hijo que es disléxico.

"Como a veces hacía cuando estaba en el instituto, mi hijo se sentó junto a mí a la mesa del comedor y se puso a dibujar, mientras yo escribía (....). Entonces, levanté la vista y vi a Ben dibujar con exquisita precisión y detalle la torre de Pisa..... ¡cabeza abajo!. Cuando pregunté el motivo, dijo que le resultaba más fácil hacerlo de esa manera. Ninguno de los que nos dedicamos a la investigación podemos explicar convenientemente, basándonos en lo que se sabe actualmente, semejante fenómeno. Es mucho lo que sabemos, y es mucho lo que queda por explicar de la historia y el misterio de la dislexia. Y todavía están en el aire las conclusiones, enormemente provocadoras, sobre la posibilidad de un circuito de lectura dominado por el hemisferio derecho que pudiera ayudar a explicar la particular capacidad espacial de Ben."

Me resulta extraño que en un libro tan bien documentado y con tantas referencias a otros trabajos y otros libros, no haya aquí referencia a otro libro que leí hace poco y que encajaría aquí a la perfección: Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro. De Betty Edwards.
Nosotros hemos aplicado técnicas de este libro (de los que hablo aquí) y en mi hijo pequeño ha dado resultados espectaculares.

Como este espectacular dibujo de un águila, copiado al revés, de un niño que normalmente me hace los dibujos de la manera de la otra foto, insistiendo yo en que debería al menos darles pelo a los niños que dibuja. Aunque aquel dibujo también tiene su gracia: ha dibujado el niño dos veces - porque así mama, se ve que se está moviendo ;) (esto no se les ocurre a todos los niños hé!)
O sea que me extrañaría que la autora no conozca este libro y también me extraña que no lo ve como algo que encaja perfectamente: los niños dislexicos (o al menos algún grupo de ellos) trabajan más con el lado derecho del cerebro y justamente por eso les resulta más fácil dibujar las cosas al revés!! Es como si tuvieran otra manera de mirar las cosas y por eso también les resulta tan difícil descifrar los dibujitos que representan las letras. ¿Quizás les sería más fácil leer al revés?
De hecho algunas veces mi hijo pequeño se pone boca abajo para leer algún libro, totalmente boca abajo en el sofá con los pies en alto. El libro, está claro que lo tiene bien, pero me pregunto si puede tener algo que ver?? Desde luego creo que mi hijo pequeño ya se ha inventado todas las posturas posibles e imposibles para ponerse a leer un libro.

Además en la página 237 hay otra cita que me hace pensar en una relación con el autor que ya mencioné antes.
"Una hipótesis que surge de este trabajo sigue la lógica de Geschwind. Los genes que constituyen la base de un hemisferio derecho fortalecido podrían haber sido enormemente productivos en las sociedades prealfabetizadas, pero, cuando esos mismos genes se expresan en una sociedad alfabetizada, ponen determinadas estructuras del hemisferio derecho al mando de las funciones precisas de la lectura adquiridas con el tiempo. Estas funciones son entonces ejecutadas al estilo particular del hemisferio derecho, en lugar de serlo al estilo más preciso y eficaz temporalmente del hemisferio izquierdo. En el caso de la lectura, esta situación causa de manera inevitable dificultades."

Esta cita me suena muchísimo a lo que está diciendo Hartmann: los cazadores (los TDAH de ahora) utilizan sobre todo el hemisferio derecho, y fue justamente una ventaja en sociedades primitivas.

Todo esto para reforzarme en la idea de que sí, el TDAH existe, la discalculia existe, la dislexia existe, lo vivo en mi casa. Son condiciones biológicas del niño y nace con ellos. Son un problema y no es nada fácil, pero no es imposible. Es un reto conseguir que estos niños funcionen en nuestra sociedad de hoy en día, pero hubieran sido unos líderes en las sociedades primitivas. Así que no son los niños que tienen que adaptarse, sino que es la sociedad y su entorno que tiene que adaptarse y cambiar de nuevo para que justamente puedan desarrollar todo su potencial y para que la sociedad también pueda aprovecharse de este mismo potencial en vez de tener que "soportarlos" como problemáticos e inadaptados.

Así que desde mi punto de vista NO son "enfermedades" que necesitan arreglo, al contrario, arreglandolo quizás estropearemos justamente el don que tienen para otras cosas. Son niños dotados con unos potenciales increíbles en otros campos que no sean los típicos de mates o lenguas a la que tanta importancia le da nuestro actual sistema escolar. La naturaleza es sabia y sabe que necesita de estos niños para explorar otros campos, para innovar, para explorar. La vida, la cultura y el conocimiento no es solamente mates y lengua, sino que también es arte, naturaleza, espectáculo, deporte, ciencias y creación. Y la naturaleza también ha sido lo suficientemente sabia para hacernos a todos DIFERENTES!!!!
¿Porqué será que nos cuesta tanto aceptar como "naturales" y "normales" estas diferencias?

En nuestra sociedad de hoy en día si eres malo en mates o tienes problemas para leer o escribir, o no puedes estarte quieto, eres un problema, o tienes un problema, tienes un trastorno, no eres como "deberías de ser". ¿quién puso la norma en algún momento?

Afortunadamente en mi casa, la norma la pongo yo, o nosotros como familia. Aunque no siempre es fácil y hay tantas preguntas sin respuestas, hay tantas dudas sobre si lo haremos bien o no, hay tanta presión desde fuera .... aún así, intentamos de aceptar ser diferente y hay espacio para aprender de la manera más estrafalaria que exista, porque de maneras hay muchas.

Espero estar a la altura para guiar a mis hijos en este don que la naturaleza les ha dado, espero olvidarme de algunas teorías que aprendí en mi carrera y espero que ellos me sigan enseñando tantas cosas como han hecho ya hasta ahora. Y doy gracias a esta oportunidad que me han dado para aprender tantas cosas y no haberme quedado con la idea de que "todos aprenden igual".

No pretendo que sean Da Vinci, ni Einstein, ni Churchill, o alguno más de la larga lista de famosos con TDAH, sino que mi objetivo es que simplemente no acaben en las estadísticas del fracaso escolar o peor aún en las estadísticas de delincuentes o drogadictos y que reciban una educación que merecen según sus posibilidades, sean estas las que sean, para llegar a ser las personas que sencillamente son, con su derecho a ser felices.

38 comentarios:

En casa dijo...

Un post muy bonito, Marvan.
Yo no conozco muy bien esto del TDAH, y ni lo confirmo ni lo desmiento, pero siempre me ha parecido que nuestra sociedad actual, con la proliferación de psicólogos, pedagogos y muchos más "ogos", produce muchas etiquetas que, en realidad, no hacen más que aglutinar una serie de características de la personalidad, probablemente a través de algún test.
Así que yo, en principio, no creo que un niño no muestre toda la colección de características que conforman uno de los llamados "trastornos", pero no confío nada en la etiqueta, en su consideración de trastorno, y en muchas ocasiones creo que es más pernicioso que otra cosa.
En el Reino Unido, de cada dos personas que conoces de entre 30 y 40 años, una afirma ser disléxica, según lo que le contaron en el colegio. Verdaderamente, resulta absurdo.
Qué quieres que te diga. A mí me parece más raro que las crías de la especie humana toleren permanecer sentadas durante horas, en obediencia a una sola persona, bajo amenazas (ya sean físicas o emocionales), sin hablar entre sí, sin saltar, correr, gritar, tocarlo todo, probar, preguntar y un largo etcétera.
Me imagino que una vez que "diagnostican" a tu hijo con alguna de estas etiquetas, parece que estás obligado a buscar "soluciones" por aquí y por allí, pero yo sospecho que, como decías sobre lo poco que te sirve lo aprendido en la carrera, con tu apertura a hacer las cosas de un modo distinto y tu actitud respetuosa hacia tu hijo, es como has llegado tú misma a la conclusión de que tu hijo simplemente es diferente... Pero, ¡¡lo cierto es que todos lo somos!! Lo que ocurre es que a unos se les nota más que a otros, porque como decías, no es lo mismo que quieras saltar a todas horas que que seas un niño tímido y poco hablador. Es probable que el niño tímido y poco hablador sea el que necesite más ayuda y atención, pero como el que salta “molesta”, el que no obedece “ofende”, éste es el que recibe toda la atención, si bien negativa.
También me ha llamado la atención lo que decías sobre el aprendizaje de la lectura. Nuevamente no tengo experiencia propia porque mis hijos fueron al colegio en Ed. Infantil y allí les enseñaron a leer, pero por lo que he leído sobre experiencias de familias "unschoolers", hay niños que no aprenden ellos mismos a leer solos hasta los 10 u 11 años... Obviamente, no todos los padres estamos dispuestos a confiar en la capacidad de un hijo para aprender a leer solo durante tanto tiempo, cuando las presiones externas son tan fuertes y, además, todos sentimos tanta inseguridad en estos temas. Yo creo que si mis hijos no hubieran leído hasta esa edad habría tenido una crisis de ansiedad, la verdad, pero no se puede negar que hay muchos niños que no han aprendido hasta entonces y luego han sido estupendos lectores.
En cualquier caso, las teorías son eso: teorías. Una puede leer algo aquí y otra cosa allí. Te puede ayudar muchas veces conocer la experiencia de otras personas, sobre todo si se salen un poco de la norma, porque la norma la tenemos delante todo el tiempo. Pero en última instancia, la prueba de fuego es tu hijo y tu relación con él. No cabe duda de que, desde que nacen, los niños nos obligan a aprender a entenderlos, y eso para mí es una herramienta de crecimiento personal maravillosa.
Os deseo mucha diversión estos días de fiesta.
Un beso,
Gemma

Ipe dijo...

Marvan, me sobrecoge leerte... y es por que me estoy leyendo a mi misma. No conocía al autor que nombras, ni su teoría, pero para mi es la respuesta... es la respuesta que encaja con nosotros, ¡¡somos tan paleolíticos!!

Yo siempre digo que somos dislexicos, no que tengamos un problema, sino que disfrutamos de esa forma de ser... y sí, para mi esta muy claro, nosotros pensamos con el hemisferio derecho, lo se por que nuestras conversaciones están llenas de imágenes.

A mi también me sorprende que personas bien informadas y cultas no conozcan cosas que yo conozco, como lo nombras del modo de dibujo, que empece a practicarlo en mi juventud gracias a un amigo belga...¿será por eso?

Gracias por este largo post, gracias por compartir tu des-educación y tus aprendizajes. Me gustaría tener algo que aportar... solo decir que es curioso que la lista de afectados famoso por el TDAH sea la misma que la de afectados famosos por la dislexia. Sin embargo mis hijos y yo siempre hemos sido muy tranquilos, aunque es cierto que en esta casa no podemos entender a las personas que solo hacen una cosa de cada vez, nosotros siempre estamos con dos o tres actividades entre manos... y la informática nos facilita esta forma de vivir.

Cariños inmensos,

Anónimo dijo...

Querida Marvan,
Pocos días dejo de visitar vuestra web, por ser un sitio tan inspirador y nutritivo...
A veces ser madre, no deja de ser como ese pájaro que busca alimento y se lo va ofreciendo a sus hijos que siguen en el nido... Y tú, no dejas de ser un sitio donde encuentro mucho del alimento de mi búsqueda...
Para la búsqueda que planteas en esta "reflexión pedagógica" me gustaría que volaras por google, y te informaras sobre dislexia + osteopatia craneosacra o terapia craneosacral... y ver si te resuena algo por ahí.
Desde mi condición de fisioterapeuta, no he podido dejar de pensar en "temporales" mientras leía tu reflexión...
Tienes mucha información por la web: parto, temporales, dislexia etc etc... No en todas las dislexias hay bloqueo de temporales, pero por mirar, que no quede...
Gracias por todo.

Marvan dijo...

Gracias Gemma. El tema es complicado. Como no hay nada negro sobre blanco, siempre es difícil saber dónde está la línea de "lo normal" y lo "patológico". Pero para mi lo más importante es que ellos esten bien y el nombrecito, si es que lo tiene, me importa ya poco.

Ipe, no sé porqué pero me daba la sensación de que me ibas a entender ;) Gracias. Y los belgas, está claro jejejeje.

Anonimo, gracias por tu aportación. Investigaré sobre el tema, aunque es complicado. Hay tantas teorías y además poco dinerito para ciertas pruebas o terapias. Pero lo miraré. Gracias.

Silvia dijo...

Me ha parecido una reflexión magistral.
¿Sabías que leyendo también Ruth Beechick como tú fue maestra antes de educar en casa, y que ella también tuvo muchísima libertad al principio, por lo que su labor tuvo éxito real?
Me identifico en muchas cosas, y recuerdo mi metedura de pata con tus hijos. Es que a mí se me presentan como lo que son, SUPER majos, con ese amor por aprender, y tan inteligentes.
De verdad que agradezco que hables de esto, porque muchos de nosotros miramos a otros y por lo que sea siempre pensamos que los demás tienen los hijos "perfectos", y son perfectos, sí, pero una perfección realista, no idealizada al estilo del estudiante perfecto con el que sueñan en los coles.

Lo que comentas sobre las teorías que explican el ADHD y dislexia... en mi caso yo creo que Dios nos creó, no pienso tanto en que haya sido por las sociedades cazadoras o agricultoras, pero las conclusiones las comparto. En mi creencia, Dios nos ha hecho diferentes y así hemos sido desde siempre, pero en otras épocas y sociedades como dices, el cómo son tus hijos no era "problema" sino ventaja. Es desde la instauración de los colegios modernos y de la encumbración del conocimiento lógico verbal por encima de nuestras otras facetas en la inteligencia (como conocimiento poético, la vena creativa de la que hablas), que niños con estas marcadas pautas de entender, procesar, conducirse y aprender, presentan problema.
Me tengo que acordar de un libro genial también que leí de ADHD, en el que el escritor que era psicólogo, pediatra, y no sé qué más, comenta cómo estos desórdenes tienen una explicación cuando vemos la personalidad del niño y el entorno en el que se maneja. No que tenga una fácil solución, pero muchas veces, como en tu caso, cambiado el entorno (de cole a homeschooling) resuelto "en parte" el "problema".
Pero la presión sigue ahí para todos, ¿verdad? Los mensajes y la presión para que los niños hagan mates, lean y escriban, y pasen pruebas que les acreditarán títulos están ahí. Eso es algo con lo que lidiamos en nuestra vida cotidiana donde tenemos el privilegio de amar el aprendizaje por sí mismo, no utilitarista, y de paso también dotar a los niños de esos mínimos sociales, pero sin el sufrimiento, y con el incentivo de que desarrollen otros máximos que les harán felices.
Y 100 por 100 contigo en lo de la lectura. Mi hija ha aprendido "sóla", pero yo la he observado, en vez de presionarla, porque tenía que ver si presentaba signos de dislexia o baches graves, porque si es así, no pienso que esperar hasta los nueve o más años sea nada positivo. Al contrario, creo que es negligencia. Mira no más todo lo que sabes de dislexia y cómo conectas libros porque has tenido que especializarte.
No hay que ser experto en lectura para ver si un niño empieza a escribir letras, a reconocer sonidos, a juntar algunos para leer palabritas cortas, y si ves ese progreso, no necesitas agobiar con clases, sólo estar ahí para lo que se necesite.
Hoy por hoy la lectura es importante, y si bien no será el fuerte de todos nuestros hijos, o las matemáticas, estoy con Charlotte Mason en que hay que exponer a los niños a materias variadas por un ratito corto, y dejarles mucho tiempo para sus otras cosas.
No sé por qué esto parece tan abrupto o forzado, porque no lo debe ser, vaya, me canso de decir que no lo vivimos así nosotras. No es doloroso en absoluto. Si lo es, debe ser que lo estás haciendo demasiado pronto, o en demasiadas cantidades.

Besos y gracias por tu reflexión.

Marvan dijo...

Silvia, Qué envidia me dais a veces en EEUU con estos buenos autores sobre el tema o sobre Homeschooling. Los de Hartmann también los tuve que comprar todos por amazon porque aquí nada de nada.
he visto ya que Beechick aquí tampoco hay nada pero investigando un poquito por internet se ve super interesante. ¡qué lástima!

Referente a tu "metedura de pata" jejeje con mis hijos superdotados jejeje. Realmente en parte son superdotados porque mi hijo mayor me habla en plan: mamá (con tono de: vaya cóoooomo es posible que no te sabes esto) esto no es un ".....eus" sino que es un "......eus" (insertar nombres latinos), y esto mamá, no es lo mismo.
Ahhh.
Luego tiene muchos problemas para escribir correctamente o para las mates. Por otro lado mi hijo pequeño es un genio para las mates. Hacen tantas cosas geniales y excepcionales, pero claro, no en plan escolar, y esta es la diferencia. Se exige demasiado "en plan escolar" a los niños y justamente no se les deja explorar estas ciencias, naturales, arte.... o lo que sea en lo que destacarían un montón si el niño no saca primero su dictado y sus sumas. Y allí está el gran error creo yo y allí está el gran fracaso escolar (y no en los niños mismos). El dictado y las sumas tienen su importancia, esto no lo niego yo, pero en su justa medida, y si no salen hoy, ya saldrá mañana o pasado, o nunca, quién sabe, pero al menos destacará en lo que sabe destacar.
Y yo estoy contigo en Charlotte Mason jejeje, a nosotros nos va fantástico.

♥ meninheira ♥ dijo...

Bravo! un post estupendo marvan :)

A mi también me cuesta creer lo de los niños que aprenden sólos a leer, porque si fuera así no existiría el analfabetismo en un mundo tan visual como el nuestro, dónde estamos rodeados de mensajes escritos tanto analógica como digitalmente.

Cuando yo era pequeña el ser hiperactivo era anecdótico, sólo recuerdo un amiguito, que era un niño como todos nosotros, normal, y la anécdota era que los relojes no le duraban (yo es que soy muy antigua y de aquella había de esos relojes que se recargaban con el pulso ¿recuerdas? -que tú eres tan antigua como yo hahaha-).
Ahora me parece que se abusa del diagnóstico de hiperactividad, sin ir más lejos una alumna me trajo a clase un día a su hijo de 7 años -diagnosticado como hiperactivo por la logopeda y recomendado su drogadicción- y me quedé asustada porque yo no ví nada anormal. Al contrario, me pareció un niño bastante tranquilo, en fins. Que o bien hay una epidemia o se está drogando a los niños indiscriminadamente. Creo que el discurso más extendido es este último, no es que no existan niños con TDAH, es que lo que no puede ser es que lo tengan el 90% ¿no?


Por cierto, en nuestra familia hay una niña de 40 años ;) que fué diagnosticada disléxica. La recomendación que le dieron en el colegio fué ingresarla en uno de educación especial muy famoso por aquí, dónde van los deficientes mentales. Hoy en día ella es profesora de primaria.

Muchos besiños y gracias por este post tan estupendo.
Muuuuuuuuuas!

Zinnia Muñoz dijo...

Me he demorado tanto en escribir esto que ya estoy retrasada en leer los comentarios. Y tengo tanto qué decir que lo dividiré en tres:

Gracias Marvan por compartirnos esto. NO es sencillo. Yo lo sé. A mi mono no lo han podido "etiquetar" como TDA pero tiene rasgos, hiperactividad? nosotros decimos que no, puede durar horas concentrado sin mucho lío viendo una película o armando lego. Aunque sí, su cuerpo está en constante movimiento, pero eso se lo achaco a otra teoría.

Su proceso ha sido lento en todo, especialmente toda la parte de motricidad gruesa, desde correr y saltar (lo cual hace eficientemente a penas unos meses con la ayuda de su profe de deportes particular -cosa que no logró ningún terapista-), y con el lenguaje, ni se diga, aun habla enredado. Si aprender a leer es un milagro para todos, con él ha sido un milagrototote, aun no comprendo cómo aprendió a leer. Y a pesar de que requiere un fuerte esfuerzo para leer, lo hace y o disfruta.

Leyéndoos a vosotras he aprendido de dislexia y discalculia. Y vi que esas condiciones las tiene. Cuenta con los dedos, no se sabe las tablas de multiplicar ni de sumar, no sabe qué operación hacer frente a un problema, mandarlo a la tienda es siempre un riesgo, no sabe generalizar, intercambia las letras, sus ojos están perfectos pero le pican mucho. Leer un escrito de él casi siempre termina en risa porque de tanto enredar las letras salen unas cosas...

Cuando era peque muchos me decían que qué tenía, que no era "normal", que lo llevara a esto y aquello, así que pasó por neuropediatra, terapistasss de lenguaje, terapia física, ocupacional, evaluaciones pscicológicas, neurofeedback... NADA sirvió. NUNCA vi un resultado con ninguno de estos 'profesionales'. Desde hace rato llegué a la conclusión de que él es así, pero aceptarlo me ha costado años y aun no termino con eso. El sistema es una porquería porque nos dice que TODOS debemos adaptarnos a la vida como está planteada hoy en día, y yo caí en ello mucho tiempo, exigiéndole y violentándolo por cosas que no podía hacer o que aun no estaba preparado, pero que por edad ya "debería", tratando de ajustarlo a los patrones normatizados, preestablecidos. Una madre homeschooler cercana, hablando de su escolarización decía "yo era una naranja en un colegio de bananos y querían a la fuerza hacerme banano pero yo era naranja". Y eso es lo que casi todos esperan que hagamos con nuestros chicos, lo cual es absurdo. Llevo poco cambiando esto y el hacer educación en casa ha sido piedra angular para ello. Es super amoroso (aunque con ello trata de coprar a todos y salirse con la suya, jejeje) y eso nos da la posibilidad de acercarnos a pesar de todo. Con frecuencia hago de control remoto porque no conoce de "límites sociales" lo cual genera situaciones incómodas y a veces hasta complicadas, para él y para todos; así que yo bajo el volumen, pongo pausa y hasta stop si es necesario, le bajo la velocidad y la intensidad. Tampoco es de todo el tiempo eh!? pero sí es necesario.

Zinnia Muñoz dijo...

Así que al cuadro de algo de déficit de atención + dislexia + discalculia + bajo nivel de autocontrol + pie plano (que no crean, en él ha sido un gran problema), aun falta sumar uno que es déficit de integración sensorial. Sobre eso he leído más que de lo otro y me parece que es, en su caso, la base para lo demás. Comenzando que su cuerpo es etéreo, no tiene conexión con el planeta, me explico: todo bebé siente el vacío cuando se le mueve rápido verticalmente, lo cual hace que busque de dónde agarrarse o llorar. Mi mono no. Luego de dormirse podía hacer esto y nunca reaccionaba. Dicen los entendidos del tema que tenemos 7 sentidos y es esté, esa sensación de gravedad el primero y más básico de todos. Y él no lo tiene. Diría que lo está aprendiendo y por ello cada vez tiene mejor relación con su cuerpo y con el espacio. Por eso digo que es etéreo (habeis leido del cuento de la princesa voladora?). Esta falta de integración sensorial hace que no sea consiente de su propio cuerpo y mucho menos del espacio que le rodea; puede sentir una pulga como si fuera un elefante y causarle más molestia que un golpe garrafal por una caida; se abriga cuando hace calor y sale de cortos y sin más cuando diluvia o hiela afuera. Sus manos se le enredan y no tiene todo el dominio de ellas, puede tener una piedra en el zapato todo el día y sólo darse cuenta de ello en la noche.

Ahorita estoy más en el plan de relajarme con él, le presionamos por las cosas de la casa (que o si no no hace nada porque la pereza nos ronda!) y una que otra tareilla pero no más (porque se le dificultan las mates pero le gustan, la lectoescritura no es su fuerte pero le gusta). Estoy tratando de verlo sin etiquetas, partiendo de cero, sin que otros me digan si está bien o mal. Conocerlo realmente tal y como es y a partir de ahí ver por dónde le puedo dar una mano.

No me afana qué pasará, qué hara cuando grande, que es la pregunta que todos hacen. No ha parado de crecer y de desarrollarse y hemos notado muchas "mejoras" y con más frecuencia que antes desde que se educa en casa. Ya veremos qué pasa en estos años y me preocuparé, si hay necesidad de hacerlo, en unos 6 o 7 años.

Me gusta ese cuento de cazadores de sociedades ágrafas. A Cedric siempre le han gustado todo ese cuento de los dragones, guerreros, caballos, armas (y conste no le animamos a eso). Con Fabián decimos jugando que el mono no reencarnaba hace mucho tiempo, que en su última vida habrá sido un vikingo, que por ello le ha costado tanto trabajo este idioma y esta civilización, y conserva muchos rasgos 'tribales' y hasta un poco salvajes.

También está el cuento de los niños índigo, que básicamente es una forma de decir que son chicos que rompen con todos los esquemas y con los que no sabemos qué hacer.

De ti he aprendido muchiiiiisimo Marvan, individualmente creo que más que de cualquier otro blog y que de cualquier especialista. Cada vez que publicas me alegro porque sé que voy a prender algo que nos va a enriquecer. Un abrazo y gracias por esta entrada. Mira tú que me siento en más confianza hablando de esto en el tuyo que en el mío.

Zinnia Muñoz dijo...

Mira Gemma que con Anuk hemos visto de cerquita el proceso lectoescritor y la verdad es que es mucho más complejo y largo de lo que creemos. Y no es una cosa tan natural como a veces se tiende a creer. Como dice Marvan, nosotros también estamos sepultados en libros y hasta ahora con los dos grandes se ve de vez en vez toman un libro. Pero la cosa es que cuando los chicos van al cole y dejamos que haga su papel, ni nos enteramos realmente de qué es lo que pasa ahí y son muchas muchas cosas.

Tambien pensé en Ipe cuando te leí, y a veces también siento que yo tengo un poco de todo eso, jejeje

Se me olvidaba, estoy comenzando a leer "aprender a dibujar con el lado derecho" y siento que va a ser bueno para todos, sobre todo para el mono y para mí. Tengo una frustración con el dibujo, pero es curioso, porque me pasa más con el dibujo plano, con eso nunca he podido, en cambio pintar cosas en 3d como lo es un rostro, para mí es otra cosa, o si no no podría hacer maquillaje, jejeje.

Y perdón por tanto y tan largos comentarios pero es que compartir estas cosas no es fácil porque no hay con quien.

Un abrazote Marvan

educandoenlacasa dijo...

Mi "problema" no es el TDAH en sí mismo, sino la patologización de este y su construcción como problema de aprendizaje. Desde allí, es una construcción. Un cerebro no neurotípico no es un cerebro enfermo. El tema es que paralelamente se construyo una escuela que favorece estilos de aprendizajes muy opuestos al de niños con TDAH. Así mismo, el triunfo de las teorías cognitivista separan aun más cuerpo de mente, actividad, movimiento y aprendizajes._Yo sencillamente deje de etiquetar a mi hijo, ya no le pongo nombre, sé que en la escuela debiera medicarlo para que sea funcional en ese contexto, en la casa, no. Le han puesto etiquetas terribles, entre ellas, alguna vez TDAH. Al final,este niño que es BRILLANTE, en casa aprende bien y en la escuela no. Es todo lo que me importa.

Marvan dijo...

Meni, el problema con el TDAH a veces es con el nombre. Realmente no es "hiperactividad" sino trastorno por DEFICIT DE ATENCIÓN y puede ir con O SIN hiperactividad. Hay niños que solo tienen el déficit de atención TDA pero que no tienen la hiperactividad. Y esto a veces confunde porque no se mueven ni son impulsivos, pero muchas veces tienen más problemas y menos ayudas porque "no molestan ni destacan".

Y estoy totalmente de acuerdo contigo en que está sobrediagnosticado, pero haberlos haylos (como las brujas jajajaja) e incluso hay casos que la medicación sea necesaria, pero esto es la minoría. Yo creo que es más como un contínuum, se puede tener mucho TDAH o poco como puedes ser muy alto o algo altillo. Los casos muy graves realmente necesitan medicación, pero lo que no es normal como dices es que ahora todos necesitan medicación y que encima salen por todos los sitios. Incluso insisto en que muchos mejorarán simplemente cambiando su ambiente en vez de cambiando su cerebro

Marvan dijo...

Zinnia, qué te voy a decir yo que tú no sabes. Lo vives en tu casa y mucho más que yo. Pero es verdad como dices que a veces cuesta escribir sobre ello, sobre todos cuando tienes la tendencia a mirarlo realmente de manera positiva. Entonces a veces cuesta reconocer que el problema realmente existe, pero te da igual, porque por mucho problema que sea, tú ves que no será insuperable. LLegaremos como sea, entonces ¿para qué acordarse del problema? Mejor fijarse en la solución y tirar palante. Pero a veces recordarse de ello nos ayuda para no exigirnos a ser supermammy o supernanny y ver que hacemos lo que podemos.

Por lo que cuentas quizás te interesaría leer algo de Elaine Aron sobre PAS (personas Altamente Sensibles). A mi me ayudó bastante y también clarificó algunas cosas, sobre todo para mi hijo pequeño. Todo son pequeñas piezas que puedan hacer que encaja el puzzle que es cada niño: un poquito de aquí, un poquito de allá, y otro poquito de más allá. Todos diferentes.

Me alegro que hayais encontrado el camino para adaptar el ambiente a él y no él al ambiente. Creo también que al fin y al cabo es lo mejor para todo. Total, el ambiente no sufre si lo cambiamos, pero los niños sí pueden sufrir cuando queremos que cambien.

Respecto a los Indigos, es algo que siempre me ha costado de creer. Respeto a las personas que lo ven así,pero para mi es una teoría algo demasiado extraterrestre. Al menos no está hecha para mi familia, pero quizás pueda servir para otras.

Un abrazote de vuelta ;)

Marvan dijo...

Andrea, estoy completamente de acuerdo contigo.
Lo único es que para mi a veces la "etiqueta" ha servido para quitar sentimientos de culpa. Cuando "todos" dicen que los niños son así y asá y que aprenden así y asá y tú ves que el tuyo no lo hace ni así ni asá, entonces vienen las preguntas ¿qué está pasando? ¿dónde me equivoqué? ¿dónde está el problema?
Si le ponen TDAH entonces uno al menos puede pensar: Aaaahhh vaaaale.... solo es TDAH, entonces no pasa nada, porque esto tiene solución ;)

Zinnia Muñoz dijo...

Jejeje. Precisamente con Andrea una vez tuvimos una conversación en la que siento que llegamos jugando a la conclusión de que nuestros hijos "etiquetaditos" eran extraterrestres.

Con el mono tengo mucho que sanar, heridas que yo misma me hice, distancias que puse... Lo que es la ignorancia! pero bueno, todos los días le trabajo a eso y comienzo a sentir que está dando frutos, porque el problema nunca ha sido él, he sido yo y todos los malos consejos bienintencionados que escuché.

Otro abrazo

Estherqp dijo...

Con una madre como tú, seguro que llegarán a mucho, especialmente como personas. Gracias por esta estupenda reflexión, se la voy a pasar a una amiga que tiene un niño también con TDHI y al pobre lo tiene amargado en el cole.Qué poca comprensión hay de este tema y cómo sufren estos niños dentro de un sistema tan anquilosado....
Me repito, muy buen post.

♥ meninheira ♥ dijo...

No tenía ni idea de eso marvan, yo como Zinnia aprendo muchísimo de tí, TODAS aprendemos muchísimo en tu blog.

Un besazo marvan
M*

Ipe dijo...

Marvan, es para ti...
http://mipozodeignorancia.blogspot.com/2011/04/el-rey-y-el-cambio.html

Marvan dijo...

Zinnia, por cierto, se me olvidó decirte. Lo de la "superconcentración" es algo que pasa a muchos niños con tdah. No es que quiera hacer ningún diagnóstico ni nada, pero no es nada raro. Se llama el "hiperfocus". A veces tienen problemas de dosificar la concentración y por eso puede ser que no se concentran en nada de nada o de repente están super concentrados en algo y puede explotar la bomba y no se han enterado.

Esther, espero que sea de ayuda para tu amiga. Aunque te digo que no todo el mundo estará de acuerdo conmigo. Hay mucha controversia aún en esto y en absoluto quiero decir que nuestra manera de hacer es la mejor. Simplemente creo que para mis hijos y mi familia es la mejor y quién sabe quizás para algún otro niño también. Si puedo ser de ayuda para abrir nuevos puntos de vista, bienvenido sea.

Meni, todos aprendemos de todos, esto está claro, incluso es a veces una idea que nos une entre los homeschoolers, lo de que uno nunca deja de aprender. Incluso yo misma también aprendo escribiendo. Aquello de que dicen de que no sabes nada del todo hasta que no lo sepas explicar bien jejejeje.
Por cierto, es normal de que no sabías esto del tdah. Son de estas cosas que uno solamente aprende cuando topa de narices con ello. Y también es mucha culpa del mundo medico/educativo que durante muchos años ha utilizado mal el termino de Hiperactividad. Pero como era el sintoma más destacado era lo más cómodo llamarlo así.
Pero a veces comparan el tdah como aquello cuando conduces en el coche y te quedas medio dormido y para concentrarte o despertarte te pones a mover los pies o la cebeza y la nuca.... (a parte de que sería mejor parar y descansar jejeje). Así sería para los que tienen tdah (con la H), utilizan el movimiento para ayudarles en la concentración. Aquellos que no se mueven entonces se quedan aún más "enbobados" y muchas veces tienen aún más problemas.

Ipe, MUCHAS GRACIAS!!!! Lo acabo de leer. Es genial. Incluso lo voy a imprimir para mi hijo mayor porque se lo digo muchísimas veces esta frase: "cambia el mundo, empieza por tí mismo". Porque él a veces es de grandes ideas de que hay que cambiar el mundo y habría que hacer aquello y lo otro y los demás tendrían que hacer esto y lo otro. Y entonces muchas veces se lo digo que con los pequeños cambios de cada uno se puede conseguir más. (aunque ahora le tengo recogiendo basura del suelo para "limpiar el mundo" y le tengo que avisar que tiene que tener cuidado con lo que coge y cómo lo coge......)
MUCHAS GRACIAS!!!!
Yo a mi misma no me veo cambiando el mundo, me conformo con cambiar un poquito en mi propio mundillo de mi familia que ya será mucho jejejeje.

agujita - Esperanza dijo...

Cuando la maraña de información es tan grande, yo tiendo a simplificar: la sociedad ha marcado un camino por el que tenemos que transitar pero ese camino está hecho para la gente "normal" el resto llevan una etiqueta de diferentes, y fuera de ese gran camino hay tanta gente que se queda fuera.... y nos seguimos empeñando en adaptar a las personas para que entren en ese camino ¿no sería más fácil adaptar el camino a las personas?
Poco puedo aportar, te leo porque me enseñas y aprendo mucho de ti

Marvan dijo...

Gracias Espe, creo que tienes mucha razón con "el gran camino". Espero que os vaya bien todo ;)

Silvia dijo...

Marván. Gracias, mil gracias por lo que has escrito. Nos enseñas y ayudas TANTO. Todos nos beneficiamos porque aprendemos a comprender, querer, entender y amar a todos los niños, a sus familias, y nos ayudas a que no repitamos esos ambientes y a que no tengamos esos prejuicios en los cuales los niños que presentan unas características diferentes a lo que la sociedad entiende rígidamente como la "norma" no encajan y sufren.
A la vez nos muestras en lo que consiste la verdadera educación en casa. Tanto tú como Zinnia nos abríis vuestro corazón y nos mostráis cómo uno puede ser el que comience por cuestionarse esta mentalidad de algunos colegios y personas, nos modeláis cómo crear un ambiente adecuado para nuestros hijos y unas relaciones en las que les respetemos por quienes son.
El tener hijos que presentan un reto es imagino toda una aventura y no ha de ser fácil, pero fíjate que muchas veces otros de nosotros en nuestra idiotez, si no hay "retos o problemas" aparentes nos los buscamos y nos perdemos de VIVIR Y DISFRUTAR a los niños como son. Ah, el final del libro que aún no recuerdo sobre ADHD, nos daba el caso de una madre que me recordó en parte a vosotras. Ella había vivido tratando de cambiar a su hijo, que tenía en este caso autismo, pero al final dice que iba a pasar el resto de su vida DISFRUTANDO de cómo era su hijo.

Silvia dijo...

segunda parte...

Imagino que al principio vuestra reacción muestra que toda madre quiere para su hijo que se adapte, porque todos reconocemos que la gente más "media, o normal" parecen tenerlo más fácil y más feliz en la vida. Pero me hace gracia que os dijeran otros, Zinnia, que qué íbais a hacer con Cedric. O que uno se preocupe de qué va a ser con él y no tanto con los otros. ¿Por qué? En realidad tendríamos razón para preocuparnos hasta la muerte por todos los niños, pero eso no es sano, y si los que tienen hijos más "normales entendido parecidos a la norma" no se preocupan, siendo que por mucho que vayan bien digamos en el cole es posible que tengan problemas porque estén muy mimados, o porque cuando sean libres y elijan puedan vivir mil cosas que les hagan infelices y les traigan situaciones no deseadas... A lo que voy es a por qué asumimos que un niño con dislexia, autismo, o con las cosas de las que habéis hablado tenga que tener peor prospecto en la vida.

Y aquí viene la parte que me ha inspirado y emocionado de vosotras. Educando en la casa estáis cambiando el mensaje, las etiquetas las viven con naturalidad, y se centran en sus innumerables aptitudes y talentos que todo niño tiene y que en otro entorno no serían apreciados ni nutridos.

Así que mil gracias por estas historias que contáis con una sencillez y una inteligencia que me dejan de piedra.

Sóis unas madres formidables, y os quiero muchísimo a todas, me hacéis mejor persona, mami y amiga, y qué quieres, a TODOS vuestros hijos me los comía con patatas como dice Meni.

¿Sabéis que los estudios demuestran que los mayores expertos basan sus decisiones en su intuición más que en su análisis? Esto me demuestra que vosotras, SIMPLES MADRES, podéis y de hecho sóis más expertas que ningún experto, y que vuestra propia experiencia os hace las mejores expertas, porque lejos de analizarlo desde fuera, tenéis ese instinto grande y esa intuición fortísima que os dice qué hacer gracias a las lecturas y en particular a esa conexión profunda e íntima con este tema. Vuestros propios hijos así también serán expertos en ellos mismos y no me cabe duda que ayudarán a la sociedad a redefinir muchas etiquetas. Y ni que decir lo preparados que estarán para educar a sus propios hijos y para convivir y entender con otros niños en sus diferencias, y verlas como algo no malo en sí mismo, o algo que hay que cambiar a toda costa.

Silvia dijo...

y última

Por último una pequeña pregunta. ¿Cómo viven esto vuestros maridos? Porque en mi caso, en el que no hay estas características en las niñas, pero en el que en muchas ocasiones me preocupo más de lo que debiera por idioteces, etc. Mi marido (y creo que en general los hombres) tienen otra manera de ver a los niños y un poco la vida. Creo que es sintomático de nosotras las madres el "sufrir" todo lo que vemos que el niño presenta y que se aleja de la media. Porque aprendo de mi marido la facilidad que tiene para disfrutar de las niñas y pensar que son lo "máximo", y enfocar la vista en nuestras cualidades más que en nuestras carencias.

Ah, y se me olvidaba. Te doy un cien Zinnia porque eres capaz de distinguir en Cedric lo que es parte de su forma de ser y sus cualidades, frente a lo que sería mimarlo (no con amor, caricias y consentimiento, no, eso todo el del mundo), pero muchas madres al ver a su hijo "diferente", tienden a consentirle todo y a no "exigir" nada dentro de lo razonable, y tienden a aislar al niño en un microcosmos que hacen en su entorno. Entiendo el que una quiera que su hijo lo tenga lo más feliz posible, y que al ver al niño con sus diferencias quiera para compensar darle un montón de atenciones. Pero creo que hay un peligro en esto, se puede tratarlos aparentemente muy bien, pero por dentro estar aceptando esta mentalidad que los cataloga de "enfermos". Cuando daba clase y tenía niños con diferentes cosas, llegaba un punto en que se me nublaba todo y ya no había esos límites ni etiquetas, lo que veía era a niños que tenían muchas cualidades, y a los que aprendía a saber qué exigirles y qué no, y los demás entendían que lo que pedía de fulanito era diferente a lo de menganito, y que lo que consentía a fulanito también podía ser diferente.
De hecho agradezco a la enseñanza el enseñarme esto y veo que Zinnia, el tener cuatro hijos es una bendición para Cedric, porque te hace ponerte al tanto y saber que aunque el principio de crianza es el mismo, va a tener cuatro maneras de verse dado que son cuatro hijos diferentes.

Muchos besos a todas, mil gracias por estas reflexiones enriquecedoras, y dadle a vuestros hijos un beso y un abrazo de mi parte.

Silvia

Vagabundo dijo...

Felicidades Marvan por tan dilatada reflexión en alto pero tan amena y sabia.
Rezumas experiencia y mucha personalidad

Un abrazo :-)

Marvan dijo...

Silvia, gracias a tí, tampoco me considero ninguna madre coraje hé. Creo que simplemente hago lo que cualquier madre: buscar lo mejor para sus hijos.

Gracias Vagabundo ;), un abrazo de vuelta

Silvia dijo...

Sí, sí, se que eres muy normal, pero es que se me llena la boca de piropos para mis amigas y os considero a todas lo mejor!!!!!

Me gusta lo que dijo vagabundo, coincido con el.

Besos y hasta la próxima reflexión de estas con que nos sorprendes de vez en cuando.

Marvan dijo...

Silvia, es lo que pasa con amigas, te parecen menos normales que otros jejeje.
Por cierto, el sentimiento es mutuo ;)

Vagabundo dijo...

Gracias por prestarme tu reflexión, Marvan. Por supuesto gustó y ya se dejó constancia :-)

Un abrazo

http://deficitdeatencioneinatencion.blogspot.com/2011/04/reflexion-pedagogica.html

Marvan dijo...

De nada Manuel, si puede servir para entenderlo todo un poco mejor, me doy por satisfecha ;)

Francine dijo...

Marvan¡qué excelentes reflexiones!Leo con atención tus aportes y éste me conmovió especialmente. Acabo de terminar un" Curso de tratamientos naturales para conseguir concentración, atención y tranquilidad", muy bueno, te recomiendo que te fijes en la página: http://campus3deducacion.com. O busca en Google "José Manuel Piedrafita Moreno", su autor. Te aseguro que sacarás de allí un montón de ideas. un abrazo- Alicia

Marvan dijo...

Gracias Francine. Conozco la página que dices y el Piedrafita, es decir que he leido cosas suyas. Lo que no me gusta del todo es que a veces desmiente la existencia en si del trastorno, esto no me gusta. El TDAH existe, solamente que hay que saber enfocarlo bien y esto no siempre es fácil, no todo el mundo tiene las posibilidades ni los conocimientos.
Aunque estoy muy de acuerdo de que con muchos tratamientos naturales se pueden conseguir muchísimas cosas, y suavizar los síntomas, nunca conseguirán que "desaparece" el TDAH. Aunque también es verdad que hay un sobre-diagnostico y que muchas veces estas terapias pueden hacer "desaparecer" un TDAH que no era un TDAH.
Muchas gracias por tu comentario!

Desdemicordilleradelosandes dijo...

aaaa marvan demasiado bueno el post de relexion pedagogica, lo imprimo porque aqui hay amgas mias que sus hijos les pasa eso ...y no volver a aller luego ,,desperto francisca.
beso

Marvan dijo...

Espero que les sirve a tus amigos Greisi, y dale un beso a Francisca de mi parte!!

Esther dijo...

Gracias por compartir todo esto, me gustaría imprimirlo (este y muchos otros post que tienes, felicidades por todos ellos) para compartirlo por ejemplo con la maestra del cole de mi hijo, que dice que nuestros hijos de 3 y 4 años son muy movidos y brutos y unos animales. No logra hacerse con ellos. Creo que falta experiencia con peques, (a esto le sumo imprevistos varios y carencias del centro) y pienso cómo podríamos ayudar los padres para que su clase no sea un caos. Porque nuestros hijos no están viviendo muy bien todo esto.
AH! Ahora mismo me viene a la mente un artista plástico que pintaba retratos cabeza abajo, no él, los retratos: George Baselitz
un beso.

Marvan dijo...

Hola Esther, claro que se lo puedes pasar a la profesora. Está público en internet ;). Simplemente no le digas que lo has escrito tú jejeje.
Ya nos dirás cómo ha ido.

Adrian dijo...

Hola:

Me parece muy interesante lo que dice Maryanne Wolf de que es casi un milagro que el ser humano sea capaz de leer.

No soy ningún profesional, pero yo creo que dada nuestra capacidad de encontrar patrones en lo que vemos y nuestra necesidad de comunicarnos, tampoco debería ser tan sorprendente que podamos leer. Es un poco como decir que es casi un milagro que sepamos conducir un coche o montar en bici (o incluso hablar, ¿cuántos animales existen que sean capaces de articular sonidos como nosotros?). Nuestro cerebro se va adaptando a las nuevas funciones que se esperan de él.

Claro que son actos increiblemente complejos, pero nuestro cerebro los va asimilando poco a poco y luego, gracias a su enorme potencial, los hace en automático (lo mismo que ocurre con la lectura), sin tener que poner atención en cada acción.

Bueno, dejo eso ahí, casi más como una pregunta que como una afirmación.


También me parece muy interesante esto que dices:
Hay muchas teorías que hablan de que los niños aprenden a leer solos cuando están rodeados de libros y cuando ven a los padres leer. Estas teorías a mi muchas veces me han preocupado mucho y me han frustrado y me han dolido, porque me hacían preguntarme una y otra vez ¿dónde estaba mi error? ¿dónde me equivoqué?

Yo estoy completamente seguro de que esas teorías funcionan, y de que los hijos e hijas aprenden a hacer todo lo que la gente que les rodea hacen siempre y cuando:

1. Tengan las aptitudes físicas o psíquicas necesarias (por ejemplo, si el padre mide 1,80 y el hijo 1,65, este último no va a poder encestar la pelota de la misma forma que el padre, lógico, ¿no?). Otra cosa es que generalmente, los hijos heredan las aptitudes de los padres, pero claro, debemos tener en cuenta toda la herencia genética y posibles desviaciones. Si el cerebro del niño es diferente y no es capaz de diferenciar la "b" de la "d", pues claro que le va a costar mucho leer.

2. Tengan un mínimo de interés. Y ahí están los padres con sus miedos y cosas. Que yo quiero que mi hijo sepa nadar, que lea mucho, que escriba, que hable cuatro idiomas, que sepa escalar, sea un gran atleta, blabla.
Una cosa que ya "sabía", pero he ido redescubriendo en el estudio sobre el aprendizaje que estoy haciendo (http://blog.permondo.eu/presentacion-estudio-lectura-escritura/) es que los hijos (igual que todo el mundo) aprenden (mejor) cuando se les deja tranquilos y a su aire. Que cualquier intento de ayudarles o empujarles en la dirección "correcta", es contrapruducente.

Estoy totalmente contigo, un gran problema que tenemos es que queremos que todo el mundo sepa lo mismo, que hable igual, tenga las mismas habilidades. Eso no puede ser. Tenemos que aceptar que cada uno es diferente, que uno es más grande, que otro corre más, que a otro se le dan mejor las matemáticas e incluso, que a lo mejor a alguien, le cuesta mucho más leer que al resto de la gente (o que no puede, como los ciegos). ¿Cuál es el problema? En el caso de la lectura, está claro que es algo imprescindible en nuestra cultura, pero, existen herramientas que pueden ayudar y con paciencia, se puede llegar a tener un nivel "aceptable".

Marvan dijo...

Gracias por tu comentario Adrian.
Cuando Maryanne Wolf dice que es casi un milagro que leemos quiere decir justamente esto, que el cerebro humano está diseñado naturalmente para hablar, pero justamente NO para leer.
Yo tampoco soy profesional en este tema y bastante rabia me da no entender mejor el cerebro humano. Pero si ella ha estudiado neurociencia, será que entiende y lo dirá por algo. ;).

Cuando me refería a ¿Dónde me equivoqué? en mis hijos y ¿Porqué no aprendían solos, es justamente también por la misma razón, porque yo también he visto muchos niños aprenden a leer "solos" (aunque solos es decir mucho, pero simplemente estar algo rodeado de letras ellos aprenden) entonces ¿Mis hijos por qué no?

Porque justamente no tienen estas aptitudes físicas de las que tú hablas. No ha sido por algo que he hecho yo. Ya he superado esta etapa de sentirme culpable. No he hecho nada mal, ni tampoco no les he dejado "tranquilos". Simplemente su cerebro funciona de otra manera.

Cosa que tampoco quiere decir que están "mal hechos". Aunque algunos lo quieren interpretar así: "o tú has hecho algo mal o tu hijo no es normal"

Bueno, ¿Qué es normal? Y como dices, todos somos diferentes y no debería de ser un problema.
Pero sin embargo en la sociedad de hoy en día lo es. Si no sabes de música no pasa nada.... si no sabes leer bien... sí que pasa algo....

Seguimos trabajando en ello.
Esta entrada es de hace 4 años. Y no me puedo quejar de la evolución que hemos hecho en estos 4 años. Al contrario. Sinceramente estoy bastante orgullosa ;).

Related Posts with Thumbnails