La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

sábado, 28 de febrero de 2015

¿Qué echo de menos?

En mi último post del miércoles quizás doy la sensación de que me encuentro en un estado de que "por fin" he llegado adónde quería.

Y sinceramente esto no es verdad.
Por varias razones.
Primero porque con mi hijo menor desde luego aún no he llegado adónde quería jejeje.
Y segundo, porque aunque es verdad que quizás toda madre aspira a educar unos chicos mayores, educados, responsables y bla bla bla..... y que mi hijo mayor quizás se empieza a pareceser a un chico así, (y digo "pareceserse" porque aún no lo es del todo jajajaja, ¡¡¿¿quién se lo podría pedir a un chico de 16 años??!!!) yo no tengo en absoluto la sensación de que "por fin" "qué bien!!! " "he llegado!!"". Echo de menos muchas cosas de antes.

No sé, siempre me ha gustado estar con mis chicos. Este fin de semana están de campamentos y nunca he entendido los padres que dan saltos de alegría cuando sus hijos están fuera el fin de semana. (Y hay muchos que dan saltos). Además, padres que han tenido sus hijo toda la semana en el colegio y luego dan saltos de alegría cuando están fuera el fin de semana ¿¿?? ¿¿Para qué tuvieron hijos?? Yo no digo que no se agradece un fin de semana sin hijos para cargar pilas después de estar toda la semana (y varias semanas seguidas) con ellos, y se agradece un momento de tranquilidad, además te da tiempo para escribir posts como este jejeje.... pero de allí a saltar y pensar ¡¡Qué bien... están fuera!!".... pues hay un rato..... al menos para mí.
Pero bueno.... no me enrollo, que este no era el tema del post jejeje.......

La verdad es que no me puedo quejar de dónde hemos llegado. Y todos los chicos crecen jejeje, así que es algo inevitable. Tarde o temprano uno llega y plaf, se han hecho grandes.

Pero ahora hay otros problemas jejeje. Cada edad tiene sus pros y contras y sé que algunas mamas con niños pequeños a veces piensan:
- Ah ¿cuándo vendrá el día que hará las mates solo?
- ¿cuándo podrá ir solo a piscina?
- ¿cuándo ya no me necesitará para conseguir bla bla.......?

Yo misma también algunas veces lo he pensado cuando eran pequeños. Aunque soy de las mamás que me gustaban (y me gustan) los niños pequeños. Pero aún así de vez en cuando también pensaba: ohhh, tendré tiempo para hacer..... ya no tendré que hacer....... qué bien será......

Y luego llega..... y te das cuenta que tampoco es para tanto jajaja.

El otro día en mi correo me llegó un post en inglés de una mamá que ahora también tiene hijos adolescentes y escribió sobres las pequeñas cosas que ahora echaba de menos de aquellos años cuando sus hijos eran pequeños y me sentí muy identificada.

También hay tantas cosas que echo de menos ahora y os haré mi lista:

- echo de menos las mañanas con 4 en la cama. Tantas veces sobre las 5 o las 6 de la mañana venía una pequeña personita a nuestra cama para disfrutar de las últimas horas de la noche en nuestra cama. Tantas veces hemos acabado con 4 en la cama. Me encantaba.

- echo de menos contar aquellos cuentos tan bonitos con ilustraciones preciosas. Aquellos cuentos infantiles buenos con las que disfrutaba yo también. Juntos los 3 en el sofá, uno a cada lado.

- echo de menos mis visitas a la biblioteca para buscar estos cuentos. Encontrar tesoros con grandes ilustraciones y volver con 20 libros para contarles en una semana.

- igual que la otra mamá inglesa, echo de menos las noches tranquilas con dos niños durmiendo en la cama y la casa en silencio. Ahora suelo ser yo la primera en acostarme aunque normalmente mi hijo menor y yo nos acostamos juntos. Y ya me ha tocado alguna vez la famosa noche en vela esperando cuándo se va a abrir la puerta y que entre mi hijo mayor. Entonces por fin, me puedo dormir.

- echo de menos ser la dueña de la radio en el coche. Aquellos viajes cuando escuchábamos Don Quijote, algo en inglés o algún otro audiocuento. Ahora hay peleas para ver quién de los dos es el dueño de la radio (yo ya ni cuento jejeje) y me toca escuchar lo último de lo último ;).

- echo de menos cuando iban los dos atrás en el coche en su sillita. Ahora también hay peleas para ver quién de los dos se puede poner delante. Tenemos que hacer turnos: tú en la ida y el otro a la vuelta. O hacen una carrera para ver quién es el primero que se estrelle contra la puerta del copiloto. Suelen salir ilesos de la lucha ;), aunque cualquier día me toca ir al hospital con un hombro descolocado.

- echo de menos nuestro músico del mes. Un músico clásico, Bach, Beethoven..... Ahora se pone el Ipad con la última de Avicci, Martin Garrix, Taylor Swift, Ariadna Grande, Sia, Lady Gaga..... estoy al corriente de todos.

- echo de menos las manualidades sencillas con plastelina, papel y tijeras en las que podía participar o con lo que creaban obras de arte con tanta imaginación. Ahora utilizan unas herramientas como la proxxón que yo casi ni sé utilizar.

- echo de menos hacerles todo tipo de materiales y juegos y organizarles actividades. Ahora me mirarían con cara de "mamá ¿¿en serio??" si vendría con tarjetitas tal o pegatinas cuál.

- echo de menos las excursiones sencillas al bosque, al museo, al centro, adónde fuera porque todo era nuevo y siempre divertido. Antes me decían: mamá ¿Adónde vamos? mamá ¿te vienes? Ahora me dicen: mamá, he quedado a las 5 ¿vale?

- echo de menos cortarles yo el pelo y que se miraban en el espejo y me decían con una sonrisa: Está bien mama. Ahora me toca pagar 5 euros para que vaya al Paqui a cortarse el pelo.

Sí.
Hay muchas cosas que echo de menos, pero por otro lado, no os creéis que esto de tener dos adolescentes es un rollo. Al contrario, igual como os aconsejo a disfrutar de cada momento de vuestros hijos cuando son pequeños, porque nunca más lo volverán a ser, intento ahora ser consciente de cada momento con ellos en su etapa adolescente porque tampoco nunca más lo serán. Y os digo (en otro post) que hay cosas muy bonitas.

5 comentarios:

Seoane Melliz dijo...

Te entiendo perfectamente , es así como lo has descrito ,y aunque nos gusten los bebés ..¡Tenían que crecer!,jaja. Yo todavía le preparo actividades al pequeño y el mayor le encanta participar ,pero claro,tampoco son tan infantiles . Es otra etapa ,sin dudas, y mejor concienciarse para seguir estando ahí , orientándolos mas que nunca.
¡Que suerte tienes el corte de pelo a 5 euros! Jaja, aquí lo más barato que consigo son 9-10 euros.

Homeschool Sweet Homeschool dijo...

Precioso... Cuánto amor se lee en cada una de tus palabras ♥

Marina dijo...

Me encanta! Gracias por recordarmelo Marvan!! . Aca estamos por la etapa de que se te aparecen en medio de la.noche para acurrucarse alli y ya me estaba quejando yo...no mas! ...y ensima biene otro en camino, asi q terminaremos siendo 6 todos ahi metidos!!!! Jajajaja.
Gracias!
Dios bendiga a tu preciosa familia; )

Marina dijo...

(Viene"!)

Marvan dijo...

Seoane, es lo bueno de vivir en una gran ciudad, la oferta es más grande jajaja. Pero es en el Paqui hé, que te lo corta con la máquina pim pam y punto. Algunas veces va a la peluquera de aquí de toda la vida (bueno, yo voy una vez al año jajaja, si tiene que vivir conmigo lo tiene claro) y allí vale 12 euros. Así que vamos alternando y como lo quiere cortito pues cae mucho el Paqui jejeje

Ay Isabelle, seguro que me entiendes jajaja. Soy un poco bleda a veces ;)

Marina, disfrutalo disfrutalo!!! te lo digo, ahora estarás apretada en la cama, pero luego te parecerá muy grande jajaja.
Ooooohhhh y otro bebé qué enviada!! jajaja. Y no te preocupes por las faltas ajjaja, es que las prisas... y además la v y b están al lado, pasa por falta de teclado jajaja.

Related Posts with Thumbnails