La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Dislexia 8

En mi último post sobre mis pensamientos sobre la dislexia y la EeF acabé con un "PERO"......

Sinceramente no creo que mienten estas personas que dicen que hay niños que han acabado leyendo a los 14, 15 o 16 años. No dudo en que sea verdad.

Pero.... yo me hago una pregunta aquí. Una pregunta muy personal y nada profesional. Una pregunta como madre que quiere lo mejor para su hijo.

Yo me pregunto ¿Tengo que esperar hasta que tenga 14, 15  o 16 años para que acabe leyendo bien? Y sobre todo me pregunto ¿Qué siente un niño a partir de los 10, 11 años cuando se va dando cuenta de que no sabe leer bien? ¿Qué siente un adolescente cuando sus amigos se han leído tódos los volúmenes de Harry Potter, y él no consigue leer un libro de nivel de primaria? ¿No sería lógico que también se busca amigos que NO se hayan leido Harry Potter ni tengan ganas de leerlo? ¿Qué siente este niño de 12 años cuando ve en la parte trasera de un libro que finalmente le gusta: "a partir de 8 años"? ¿O qué ganas tendrá un chico de 12 años a leer un libro escrito para niños de 8 años?

A mi no se me borra la pregunta ¿Qué puede perder un niño que no lee hasta los 12, 14 o 16 años? ¿Pierde algo? ¿O estoy ya tan metida en esta sociedad tan exigente?

Yo no dudo en que algunos niños acabarán leyendo a los 14, 15 años si tenemos la paciencia de esperar. Pero no puedo dejar de pensar también en aquellos que no acaban nunca de leer bien, aquellos que realmente después no cogen un libro nunca más en su vida. Y de estos, como sabemos, hay muchos. ¿Todos han sido forzados demasiado pronto? ¿Todos son dislexicos forzados? ¿O algunos justamente no han tenido suficiente estímulo?

Sinceramente me pregunto ¿No habría una manera de acelerar o continuar el aprendizaje de la lecto-escritura un poquito SIN forzar? ¿Podría yo ganar  dos, tres, o más años si aplico ciertas técnicas SIN forzar? ¿Podría yo ENSEÑAR conscientemente a este niño, de la manera que él realmente aprende?

Puedo entender y respeto plenamente que haya personas que dirán que NO a estas preguntas. Que hay que respetar al ritmo de cada niño y que tenemos que tener confianza en sus capacidades. Que tarde o temprano acabará leyendo.

Quizás yo no tengo la suficiente paciencia, quizás no sé respetar lo suficiente el ritmo de mis hijos. Pero yo tengo que tener en cuenta que el problema real de la dislexia existe en mi casa y entonces soy demasiado cobarde para esperar hasta que "venga el momento" porque me da miedo de que nunca vendrá.

Así que yo SI que aplico ciertas técnicas para quizás conseguir acelerar este proceso SIN FORZAR. Creo que se pueden hacer cosas, pequeños estímulos, conscientemente para conseguir que lea algún texto o algún libro que quizás no hubiera leído por voluntad propia si le hubiera dejado solo buscar sus intereses.

Nunca sabré si el resultado final ha sido por aplicarlos o si habrá sido por su propio proceso natural. Solo sé que ahora tengo un lector de 13 años que lee en 3 idiomas sin distinción, mientras que hace más de 3 años, cuando él tenía 9 años escribí los siguientes posts:
La lectura.
Me encata leer.
En aquellos momentos tenía mis pequeñas dudas sobre su nivel de lectura. Ninguno de mis hijos ha sido lector espontaneo, natural a los 6 o 7 años, ni se han leído Harry Potter a los 8 o 9, ni 10 años.

Sobre todo el último post es para mi MUY significativo porque de aquel libro entonces solamente leyó unas 10 páginas. Era demasiado difícil para él. Y os recuerdo que mi hijo mayor NO tiene dislexia. Solo que siempre le ha costado algo más la lecto-escritura pero no para considerarse como un problema real como la dislexia. Aunque quizás, si hubiera estado en el colegio, sí le hubieran puesto este diagnóstico. No lo sé.

Tardó dos años más en volver a coger aquel libro gordo. Él tenía muchas ganas de leer libros "gordos", pero no podía. Le recordé que tenía un libro gordo en la estantería que aún no había leido: Geronimo Stilton. Un libro que desde luego no entraría en la categoría de Libros Vivos de Charlotte Mason y que leen ya muchos niños de 7-8 años. Pero le estaré siempre agradecido al Geronimo Stilton  porque fue el libro que le hizo hacer el salto a los libros "de verdad".

Fue un proceso natural, a su ritmo, quizás un poco tarde comparado con otros, pero tampoco nada preocupante. Pero yo ya llevaba mucho tiempo con él leyendo compartido, es decir: yo una página en voz alta, él una página en voz alta, él un párrafo, yo un párrafo etc... sin forzar, él elegía el libro y él elegía quién iba a empezar. Aquí siempre venía el ritual para ver las siguientes páginas a ver dónde eran los trozos más cortos y calcular si empezaba él o empezaba yo y saber quién tendría que leer más. Está claro que siempre me tocaba a mi el trozo calculado con los textos más largos jejeje. (ritual que sigue haciendo también ahora mi hijo pequeño) O sea que estaba claro que a él no le gustaba leer en voz alta. Si pudiera elegir, él no lo hubiera hecho y me hubiera dejado a mi leer el libro entero. Pero yo solamente leía los libros enteros en voz alta que yo sabía que eran técnicamente demasiado difíciles para él. Para los otros libros que estaban técnicamente a su nivel yo le daba este empujoncito para irse superando y quizás sí, se podría decir que le obligaba a leer, CADA día. Aunque está claro que nunca llegamos ni a las lagrimas ni a los gritos. Supongo que él sabía que no había manera de escaparse. Había que leer y punto. Algunos días le gustaba más y otros días le gustaba menos. Pero leer, leíamos siempre.

¿Con esto conseguí adelantar el proceso? no lo sé ni lo sabré nunca. Solo sé que ahora lee bien y fluido en 3 idiomas y casi, casi en 4, y a los 9 años aún le costaba y yo tenía mis pequeñas dudas (sin tener una dislexia diría yo)

Con mi hijo pequeño ahora, que tiene dislexia, hago el mismo sistema. Nos está costando más, pero leemos juntos CADA día.

Continuará........

17 comentarios:

Gemma Alonso dijo...

Hola Marvan:
Todas estas preguntas son muy personales y me parece genial que des tu opinión más sincera.
A mí me parece una cuestión de percepción, pero cada uno tiene la suya, ¿no?
Lo que sí puedo es responderte a un par de ellas con mi experiencia personal.
Aquí en Edimburgo mi hijo Sammy (ávido lector) tiene 4 buenos amigos, de los cuales dos apenas leen por su cuenta (de 9 y 11 años) y otros dos sí y mucho (de 9 y 12 años). Aún así, todos son capaces de hablar sin problemas de Harry Potter, porque todos lo conocen. Unos lo han leído ellos mismos, otros los han escuchado en audio y a todos se los hemos leído sus padres. El caso es que ninguno tiene el concepto de que leerlo por sí mismo sea algo tan especial como para compararse con los demás. Además, se pasan más tiempo jugando que otra cosa.
Yo veo que para mi hija supuso un logro personal leerse un Harry Potter a los 7 (casi 8) años, pero no se lo pasó por la cara a su amiga de 9 que no lee apenas sola y a quien su padre le estaba leyendo el mismo libro. Hablaban por Skype sobre los personajes del mismo modo.
En cuanto a lo de la edad de los libros, yo estoy completamente en contra de esa práctica. Me parece una cretinez que pongan esas sugerencias porque no tienen nada que ver con la realidad. A mi hija Carmela le gusta lo mismo un Harry Potter que un álbum ilustrado. ¡Y a mí también! Luego si vas a comprar un libro como "El águila de la legión", resulta que en España está catalogado como novela histórica para adultos (¿?). A mi madre casi que no querían vendérsela en una librería cuando dijo que era para un niño de 8 años. Pero a muchos niños de 8 años les gusta la novela histórica, y más si es de legiones romanas. Encima, resulta que este libro está escrito para niños, a lo sumo es literatura juvenil. No sé en qué estaba pensando la editorial que lo publicó en España.
En fin, mi opinión, según lo que veo en los niños de 9 y 11 años que conozco y que no leen bien, es que no tienen un bajo concepto de sí mismos. Simplemente siguen su propio ritmo y en el ritmo actual prefieren que les lean o escuchar en audio. Ya he conocido a varios adultos que han aprendido así y tarde, así que yo sí confío en que suceda.
El problema me parece a mí que reside en la sociedad que nos rodea, que se escandalizaría si un niño de 10 años que se educa en casa no leyera bien... ¡cuando los colegios están llenos de niños de 10 años que no leen bien!
Otra cosa que creo que conviene tener en cuenta en esto de la edad del lector es que en los países nórdicos (Suecia, Noruega y Dinamarca) se respeta más el ritmo de los niños a la hora de aprender a leer y no se da por hecho que un niño de 9 o 10 años sea un buen lector. De hecho, muchos no lo son pero están bien integrados en sus cursos escolares. Y a la vista está que allí no tienen más problemas de analfabetismo que en el sur de Europa, vaya.
Muchos besos, Marvan, que me voy a comerme unos crumpets que me ha preparado mi Tim.
xx

Zinnia Muñoz dijo...

Si, hay niños que no aprenden a leer. Cedric habria sido un candidato perfecto para no haber aprendido, no solo por la dislexia sino por la integración sensorial. Como he dicho, es sorprendente que haya aprendido a leer... Si hubiena llegado a los 12 sin saber, tampoco lo habría dejado a "su ritmo", particularmente con él, no...

Mmm! Interesante Gemma. Jejeje, sí a mi también me encantan los libros para niños y especialmente para jóvenes. Los gustos de lectura 'adultos' los tuve cuando joven, aunque aun me encanta la novela policiaca, pero creo que hoy leo más literatura juvenil y BLOGS que cualquier otra cosa. ;) Besos

Elena dijo...

Gema, me pregunto una cosa, ¿cómo es que aquí en España los profesores y el sistema educativo pone como norma que hay que saber leer bien, o sea, defenderse bastante bien leyendo, con siete u ocho años cuando se termina segundo de primaria, si en países del norte de Europa, en los que después no hay índice de analfabetismo mayor, se respeta más el ritmo de cada niño?. Parece por lo que cuentas, que allí los niños son más niños más tiempo, como debe ser, no hay tanta competitividad estúpida entre padres y entre los mismos niños viendo a ver quién sabe leer y quién no. Los niños tienen una buena autoestima independientemente de sus habilidades cognitivas y su nivel de lectoescritura.
En fin, creo que en esto también estamos muy atrasados.

Elena

Silvia dijo...

Una cosa es saber leer, y otra cosa es que te guste leer.

Gracias Gemma por decir eso de que en todo sitio donde digan que los niños de nueve o diez han de leer muy bien, no LEEN.

En los colegios una cosa es el ideal, otra lo que el grupo hace. Un exámen al canto aquí, que se puede pasar sin gustarte ni leer bien, y eso indica que eres el gran lector? Los colegios y escuelas gradúan a niños que no han leído un solo libro por aprender nada y menos por placer. Pero ellos mostraron números y resultados, eso sí. Yo he visto muy muy pocos niños en las aulas leer algo fuera del temario por gusto. De hecho, creo que la mayoría de maestros no leen, están muy ocupados para leer. Así es la verdad en el resto de adultos, pero queda fatal decir 'no soy lector', así que todo el mundo dice NO TENGO TIEMPO. Yo a veces he dicho... hmmmm, no tengo tiempo para cocinar eso o lo otro, y por analogía me doy cuenta de que en verdad, NO VALORO eso como para sacar tiempo para hacerlo, punto. Todos quieren que sus hijos lean, que lean pronto, que lean bien, que lean mucho... y cuánto leen ellos? Leen algo? Leen sólo basura, porque si bien no digo que tengamos que leer clásicos, para mí, leer sólo novelas de un género es como el que dice que es chef porque todas las noches se prepara un sándwich (o emparedado. Emparedado es la palabra en castellano, pero me suena a comida vieja, de antes del papel albal o aluminio, Zinnia, es que en España la marca albal se apropió el término de papel aluminio para envolver).

No gustarte leer es lo normal, sé que no os sobra el tiempo, pero encontré y leí este artículo interesante
http://chronicle.com/article/We-Cant-Teach-Students-to/128400/

Sigo opinando que la mayoría de homeschoolers, aún cuando hagamos algo encaminado a que los niños lean o lean mejor por sí mismos, cultivamos el amor por la lectura porque la mayoría de nosotros somos de los POCOS que aun leen, y que leen por aprender, por placer, y como hábito. Es por eso que los homeschoolers damos mucha importancia a la lectura... queremos que nuestros hijos sean lectores de verdad. Parece que la meta es la misma para todos, pero no lo es. Cuando tenemos hijos en el colegio, todos nos centramos en la lectura porque los colegioss necesitan que los niños lean para que trabajen y hagan fichas independientemente, pasen exámenes, y listo, que entren en la universidad y allí se las apañen, pero no es lo mismo que los padres que queremos que de VERDAD nuestro hijo desarrolle el amor de por vida con la lectura.

Para mí, como dice Gemma, todo niño que ame escuchar libros en audio, o leídos por sus padres, es LECTOR, y lector ávido a mi parecer. En mi casa hay algunos días que no se lee un libro, iba a decir que no se lee, pero no es cierto, porque ellas también leen alrededor, en el ordenador... pero es muy muy raro el día que no se abre y lee un libro, ¿por qué? porque en mi casa amamos la lectura, y es por ellas mismas que me vienen con libros para que se los lea. Esto es lo que me importa más, porque si no aman la lectura y saben leer (que puede ser el caso, eh), ¿para qué diantres quiero yo que lean lo que sea? Leer sin haber experimentado el placer de leer? No gracias. Cuando crezcan no escogerán leer, como le pasa a mi marido, que es en realidad el lector con quien estamos trabajando las tres en casa!

Me admira el caso de Cédric, que le guste leer... yo estaría dando saltos de alegría, porque si bien sé que es difícil, me hago cargo, Zinnia, pero qué admirable que le guste el reto de la lectura, aunque lo comprendido salga a pedazos y procesado de forma diferente a los demás, porque ese es Cédric, por lo que nos cuentas.

En cuanto a hacer algo sin forzar, como Marvan o dejarlos enteramente a su aire como Gemma, (porque estemos en sociedades que, atrasadas o adelantadas, nos pueden inclinar hacia una opción, otra, o a cualquier cosa intermedia), pues es cosa de opinión y gustos.

Silvia dijo...

Y en cuanto a los libros vivos, no pienso que es que todo lo que tengamos DEBA ser un libro vivo. Por gusto y decisión propia, LA MAYORÍA de lo que tenemos en casa son LIBROS VIVOS, pero aún así tenemos otros que no sé si lo serán o no, en lo personal al año leo libros de diferente calidad, y si yo de repente leo un libro simplemente entretenido, ¿por qué habría de privar a mis hijas de lo mismo? Yo a Ambleside en un par de años le debo mucho. Le debo el haberme abierto a unos títulos, y haberme, no forzado, sino animado a perseguir una literatura que me ha educado y engrandecido, no tengo duda de que a mis hijas igual, ahora, no estamos todo el día como digo en estos títulos, nos damos un descanso. Es como la comida. En general tratamos de comer sano, procuramos enseñar con el ejemplo, pero también comemos cositas que no son especialmente nutritivas, pero que en una buena medida, también caen bien. Y mi hija, por ejemplo, se siente tan contenta de poder cocinar unos noodles que poco me importa si son sanos o no... o como cuando se compró en la semana de rebajas por cuarenta centavos un librito de Scooby Doo para escribir pistas o yo que sé, que no es ni libro ni ná, ja ja ja, pero ella tan contenta leyendo lo que se supone tenía que hacer con el manualcillo que la traía loca.

Mi gusto por los libros vivos no es algo que desee imponer, pero es algo que disfruto tanto y me aporta tanto a mí y mi familia, que le hago publicidad gratuíta, vaya, todo el que aprecia una cosa, sean valores, su religión, su nutrición, etc. es normal que lo difunda y lo promueva. Pero como dice Gemma, no leo clásicos para restregarlo en la cara de los que no los leen. En casa no hemos leído Harry Potter, las niñas han visto una o dos películas... ahora no es parte de nuestra cultura familiar, o no lo es TODAVÍA. Estamos con Pinocho, con Ingalls, con libros para niños diversos que nos encantan, con las fábulas de Esopo, cuentos de hadas recogidos por Andrew Lang, o Grimm, poesía, porque nos gusta, con autores divertidos como Prelutsky... Seguimos nuestro ritmo, propongo muchas cosas de peso y calidad, 'meaty' como dicen por aquí, y tenemos nuestros aperitivos más ligeros.

Ah, por último en el super rollo, estoy con vosotras. También me fastidian esos absurdos criterios de edad, ni que contar los libros tontos agrupados por nivel en los colegios, me dan sarna. Muchos libros que hemos disfrutado y ENTENDIDO supuestamente son para niños mayores de la edad de mis hijas, porque están pensados digo yo como si los LEYERAN POR SÍ MISMOS. Otros supuestamente para la edad de mis hijas, los hemos dejado sin terminar. Como Zinnia, de pequeña y joven, creo que empecé a leer por gusto tarde, aunque desde pronto PUDE leer, no escogí perderme en un libro hasta que, con uno de los muchos que nos recomendaban en el colegio, y que siempre eran en mi opinión aburridos, CONECTÉ a los 11, 12? no recuerdo bien, no tenía una madre loca apuntando todo esto en un blog, ja ja ja.

Ves? El colegio, que año tras año obligaba sin resultados, ayudó a esta persona que escribe cuyos padres nunca la leyeron un libro... Pero me pregunto cuántos de mis compañeros nunca tuvieron una experiencia agradable a la que volver y que tratar de repetir, y ahora pasan por el mundo sin leer, como la mayoría.

Silvia dijo...

La tristeza es que el forzar, en el colegio o en casa, si te pasas de rosca la lías. Lo bueno es que hay muchos lugares como dice Gemma, donde en los colegios ya no obligan y matan este posible amor que todos podemos desarrollar para con la lectura, y en las casas,como digo, la mayoría de nosotros dudo que podamos estropear el pastel dado que para cuando sugerimos algunos ejercicios al niño, si es que lo hacemos, me parece que el niño ya tiene amor por la lectura.

Y Gemma, he oido que en casos de dislexia, pequeñas prácticas para apoyar la lectura pueden ser cruciales en la capacidad del niño cuando llegue a adulto. Como digo, esa línea entre ayudar a algo que el niño desea y obligar a algo que el adulto considera importante, es la clave. Espero que todos los que nos preocupamos sepamos "leer bien el contexto" y no preocuparnos, dar apoyo cuando así se requiera, y saber respetar al niño y darle su espacio, pero sobre todo, tener FE. La fe en que nuestros hijos aman y seguirán independientemente amando la lectura es para mí lo más importante.

Madalen Goiria dijo...

No sé bien qué decir sobre la dislexia, pero yo recuerdo que en mi casa todos leíamos lo mismo: libros sobre las guerras mundiales de mi padre, una colección completa con todos los Premios Novel que se actualizaba cada año, de mi madre, la RIEV (Revista Internacional de Estudios Vascos), de mi abuelo, y mi favorito el Reader Digest al que estábamos suscritos. Luego, empezaron a comprarnos los libros de Enid Blyton y aquello fue todo un descubrimiento. Lo que hemos leído es parte de lo que somos, y yo leía sin parar.
Muy interesante, tanto la entrada como los comentarios.

Marvan dijo...

Hoy he tenido un día ajetreado y por fin os puedo contestar a los comentarios. Me gusta contestaros, pero además Silvia me puso deberes en su blog jajaja!!

Gemma, igual que digo allí, tenemos algunas cosas muy en común y otras muy diferentes, pero esto solo hace la reflexión más bonita y enriquecedor creo yo.

Está claro que todo el mundo tiene su propia percepción. Además ya lo dije muy al principio que estos posts no pretendían en ningún momento ser de "profesional". Es mi reflexión, mi experiencia con ella por si puede ser de ayuda a alguien o de punto de reflexión.

Creo que el problema de empezar a sentirse inferior en la lectura (si es que pasa claro) empieza a partir de la adolescencia, cuando buscan igualdades en su grupo. Mi hijo ahora de 10 años también se preocupa bien poco por la lectura o por Harry Potter, que por cierto también escuchamos en audiocuento jeje. Como dices, a esta edad los niños se lo pasan jugando y no discutiendo sobre literatura. Pero cuando llegan a la adolescencia creo que la cosa cambia. Mi hijo mayor sí que ya intercambia temas de literatura con amigos.

Para el tema de la edad de los libros yo no lo veo tan sencillo. Hay libros que son claramente para todas las edades en esto no hay discusión. Pero por otro lado creo que sí hay libros que son específicos para niños más pequeños y otros para adultos.

Por ejemplo de novela histórica una que me encantó fue El clan del oso cavernario. Unos libros preciosos que quiero que mi hijo lea de mayor, pero no quiero que los lea ahora porque entre otras cosas hay una escena de una violación por lo que no creo que sea apto para menores. Y así hay otros libros que son para puramente adultos porque hay contenidos que no son adecuados para los niños por muy buenos lectores que sean. Asi que para estas cosas sí que creo necesario una edad en los libros. Aunque los que son para todos los públicos también lo debería de poner simplemente (en plan como las películas).

Por otro lado el problema que encuentran muchos niños con problemas de lectura a la edad de la adolescencia es que su lectura técnica no es suficiente para leer Harry Potters y demás pero a esta edad no tienes ganas de leer "El oso y sus amigos". Creo que hay una franja de edad que necesita libros adaptados en nivel técnico de lectura pero con contenido emocionante para adolescentes. En Holandés existe una serie especial para esto, y no sé exactamente si existe algo así en castellano.

Marvan dijo...

Zinnia, yo también creo que hay ritmos para todo y realmente también creo que hay niños que no leerían si no se les estimula lo suficiente. Depende de la capacidad y las inteligencias con las que nacieran como dije en uno de los primeros posts de dislexia.

Es como yo que aprendí a hablar castellano a los 18 años y Catalán a los 21. Antes de los 18 ni sabía que existía el Catalán. Ahora lo hablo perfectamente y algunos ni creen que no tengo algún pariente Catalán por allí. Simplemente por allí debo de tener alguna inteligencia linguistica (la que me quitaron a la informática jajaja).
Y no es por más paciencia o menos paciencia que otros que una vez de adultos no consiguen nunca en hablar un idioma sin accento, sino que simplemente nací así, ni tampoco tiene ningún mérito por mi parte.

Marvan dijo...

Elena, buena pregunta haces allí.
Creo que lo más razonable sería simplemente pretender que todos los niños leyeran bien al ACABAR la primaria y nada más. Si cumplieran solamente con esto, ya harían mucho más de lo que hacen ahora.

Marvan dijo...

Silvia, es gracioso lo del tiempo y es verdad. NO tengo tiempo, no es una excusa muchas veces (bueno, unos tienen más tiempo libre que otros pero bueno). Todo el mundo tiene el mismo tiempo y solo es que unos lo dedican a una cosa y otros a otra. Tiempo para leer siempre hay si uno quiere y está claro que si los adultos no leen en casa, entonces no hay que pedir que lo hagan los niños.

Marvan dijo...

Madalen, creo que antes eran otros tiempos. No había la enorme cantidad para elegir como ahora. A los que les gustaba leer muchas veces se tenían que conformar con leer la enciclopedia médica del círculo de lectores o algo por el estilo.

Ahora con tanto para escoger también hay mucha basura que no vale ni la pena que nadie lo lee. Antes había poco, pero muchas veces realmente valía la pena.

Silvia dijo...

Varias cabezas piensan mejor que una. Creo que afinaste en el tema de la edad en los libros, es cierto que hay temas que no son aptos para todas las edades, lo que intenté y creo que captaste, es que muchas veces pensamos que algo, por tener lenguaje elaborado y ser de calidad, no va a ser comprendido por los niños, o que si un libro no tiene nada que la familia considere fuera de los parámetros de su hijo adolescente, sólo porque no tenga la etiqueta de 'literatura juvenil' no significa que no sea un libro apto para un adolescente como el hijo de Gemma. Igual nos metían Platero y Yo creo demasiado pequeños sin ningún contexto, y tengo esa espinita de leerlo, porque Paloma dice que es un libro precioso, y me gusta Juan Ramón Jiménez como poeta, sé que me va a gustar, pero quizá no sea para leerlo solos los niños de siete años...

Por ejemplo, una amiga maestra está loquita por los libros esos de History Gross, o no sé cómo se llaman, también en Youtube hay como cortos medio humorísticos basados en hechos históricos... a mí, con perdón, no me parece que eso sean materiales hechos a la altura de los niños para que comprendan la historia... al niño no hay que rebajarle, hay que saber qué dosis y cuándo darle de lo BUENO, de lo ORIGINAL, de aquello de CALIDAD, si algo hacemos es rebajarlo a la socarronería de los padres, entre esos libritos y sketches y leer un libro de chistes o ver algo de humor, prefiero a Gila o Monty Python. Tú leíste lo que piensa CM de la historia, y no me digas que no tiene coherencia y todo el sentido... ahora que si lees esos libros de pasatiempo, pasatiempos los hay para todo gusto, pero no me vengas con que eso te da una comprensión de la historia porque no. Es como si te digo que me alimento muy bien porque me como una barra de proteínas o de granola para desayunar, un batido de esos de proteínas para comer, y me tomo un comprimido de verduras por la noche...

Al final resulta que, antaño y ahora, hubo lectores y la mayoría de personas que eran NO LECTORAS, y otros entre medias, ahora hay muchos que leen, si consideramos FB, Twitter, Blogs, revistas y alguna que otra novela del momento lectura, que lo es y no lo es. Yo digo que el lector de verdad es quien lee por disfrute y por aprendizaje, a veces por ambas razones, a veces por una, a veces por otra.

No sé por qué algunos no lectores tienen tanto complejo en decirlo abiertamente, los lectores que yo sepa no nos sentimos la quinta maravilla por serlo, yo no me siento superior a personas que no tienen el hábito de la lectura. Pero si lo admitieran y dijeran sinceramente si desean pasarse al grupo de los lectores, pues me encantaría hacer algo para avivar la llamita del amor por la lectura, porque una vida sin lectura me parece una vida triste. Si no es el caso, pues nada, así es.

agujita - Esperanza dijo...

Nunca me habia planteado esa cuestion, a mi al final lo que me interesa es la comprecnsión lectora, mi hija lee estupendamente y más rápido que muchos adultos, da gusto oirla pero cuando la digo que me cuente con sus palabras lo que a leido no sabe hacerlo, no se ha enterado de nada y la finalidad de la lectura es quedarte con lo que has leido, da igual si lees bien o mal lo importante es la asimilación del texto y eso es lo más dificil de enseñar ¿cómo se hace?

Marvan dijo...

Espe, muy buena reflexión! Yo también lo veo en algunos de mis alumnos de holandés. Leen perfectamente pero no entienden nada de lo que leen. Tecnicamente son muy buenos y parece que saben un montón de holandés cuando leen, pero luego es como si yo me pusiera a leer danés o algo así jajaja.

Creo que la única manera de aprender esto es al estilo Charlotte Mason, es decir, siempre pedir una narración después de lo leído. Así puedes saber qué ha sacado de lo que ha leido.

También es verdad que la comprensión lectora es mucho más alta normalmente cuando se lee en silencio que no cuando se lee en voz alta. Sobre todo en niños porque tienen que poner tanto enfasis en cómo se lee, que olvidan el QUÉ leen.

Esto también es uno de los grande debates a veces: ¿Cuándo sabe leer y cómo puedes saber si sabe leer un niño? ¿Cuando lee en silencio o cuando lee en voz alta?

¿Sabe leer un niño que entiende bien cuando lee en silencio pero se equivoca muchísimo al leer en voz alta?
¿Si tiene problemas de lectura cómo lo puedes averiguar o corregir si no le haces leer en voz alta?

No me acuerdo dónde pero una vez leí algo como: mi osito de peluche sabe leer.
Iba sobre las teorías que dicen que no se puede pedir a los niños que leen en voz alta ni se les puede pedir qué han leido. Entonces claro, mi osito de peluche le pongo un libro delante y sabe leer jajaja!

Por otro lado esta el fenómeno curioso que pasa en muchos primeros lectores que justamente NECESITAN vocalizar lo que están leyendo para poder entenderlo....

Hum.... me ha gustado tu comentario. Me has dejado muchas cosas para reflexionar esta noche jajaja!

Silvia dijo...

Me has quitado la respuesta de la boca, Marvan. Pero añado algo. LEE TÚ, y modela tú a decir con tus palabras, no es una repetición palabra por palabra, es una asimilación y producción nueva de lo entendido.
Te sugiero que comiences con algo tan BELLO para toda edad y tan sencillo pero interesante como las fábulas de Esopo.
Eso que comentas de los estudiantes, es porque no tienen contexto, realmente están fuera del mundo expuesto en el libro.
Y sí, hay libros que leyendolos en silencio los entendemos pero no podríamos leer en voz alta. También hay para esto libros que son mejores para leer en voz alta. Si un libro es muy retorcido para leer en voz alta, probablemente (y digo probablemente porque si el niño gusta de leerlo sólo qué bien) es un mal libro.
La lectura de poesía también produce ritmo y maestría en leer en voz alta. Y no hay nada como que lo hagas tú para que veas que no es sencillo. Hay que leer más despacio en voz alta de lo que pensamos, y poner entonación. Yo a veces leo antes sóla para que me fluya un poco mejor.
Es bueno si estás leyendo historia, apuntar en una pizarrita o papel los nombres 'diferentes' que saldrán en el texto... También puede dibujar cuando lees o después y darte detalles que expresen comprensión.
Esto es algo que se aprende, a personas les viene más natural que a otras, pero como todo, es un ejercicio y muy gratificante, si no lo pides a todas horas, si no lo criticas, si lo practicas también tú, y si lo haces variado.
A mí es lo que más me gusta porque es de lo que sacamos más provecho. Es un músculo que desarrollamos en nuestras mentes. A mí me cuesta, el blog es mi narración, y he mejorado con los años, o eso creo, je je je.

agujita - Esperanza dijo...

jajaja, la que me hace reflexionar eres tu cuando leo tus post, aunque hace mucho que no decia nada porque tus reflexiones son siempre muy buenas, completas y creo que acertadas porque dominas estos temas y yo no pero en esta pensé que faltaba este aspecto

Related Posts with Thumbnails