La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Hablemos de lo malo del Homeschooling

Zinnia nos ha llamado para hacer un "Carnavalito homeschooling".

Hablemos de lo malo del Homeschooling.

¿Lo malo del homeschooling?? ¡No puede ser!!
Pues sí, puede ser.

Sinceramente no es difícil encontrar algún escrito sobre lo malo, malísimo y destructivo que pueda ser el Homeschooling. Pero son artículos escritos normalmente desde el desconocimiento o el miedo, hacía una práctica que a algunas personas les parece como mínimo "sospechoso". Hay gente que relaciona "diferente" con "malo". Nosotros creemos que "diferente" puede ser justamente algo muy positivo, pero no por eso perfecto.

Así que en este Carnaval queremos hablar abiertamente, personas que conocemos muy bien el homeschooling, de aquellas cosas que no nos gustan de esta manera de educar a los hijos. Porque Zinnia también lo cree: de perfecto no hay nada. Ni el homeschooling.

1. Creo que lo peor de todo del homeschooling para mi es LA RESPONSABILIDAD.

Llevar esta carga de responsabilidad a veces puede ser muy duro. A veces hay cosas que han salido mal, algún resultado que me hubiera gustado cambiar, y no tengo a nadie para echarle la culpa. Si el niño no escribe bien, o no lee bien, o no sabe las tablas, o no sabe inglés, o no sabe no sé qué...... ¿de quién es la culpa?
Bueno, en el fondo, si las cosas se han hecho bien, la culpa no es de nadie, simplemente debe de ser que le cuesta leer, le cuesta escribir, le cuestan las tablas, el inglés o el no sé qué. Aunque claro, si nunca se le ha expuesto a lectura y el niño no sabe leer....... si nunca se le ha expuesto a ingles (o francés o el idioma que sea) y el niño no sabe inglés.......
Hay algunas cosas en las que como padres de niños homeschoolers tenemos mucha responsabilidad, y podría ser "culpa" nuestra si no "sabe" tal o tal cosa.
Llevar esta responsabilidad, sobre todo al principio, cuando uno no sabe cómo va a salir todo esto, puede ser duro y una carga grande.
Yo por suerte he pasado ya lo más malo de esto. Tengo ya resultados que me demuestran que esto va bien, que esto funciona, que hicimos bien. Pero aún así, a veces con el menor, aún me viene el fantasma de ¿lo estàs haciendoooo biiiiieeeeennnnn?????

2. El aspecto económico.

Para mi este también siempre ha sido un punto bastante negativo del homeschooling. El homeschooling no es algo de la "élite". Yo sé de mucha gente con mucha pasta y no hacen homeschooling, y hay otros con muy muy, pero muy muy poco dinero, y sí que hacen homeschooling. Vamos a ser sinceros, con dinerito, se hace mejor, me corrijo, se hace MÁS FÁCIL. Porque sería un error decir que la gente que tiene mucho dinero hacen mejor homeschooling que los que tienen menos dinero. Podría ser perfectamente al revés. Pero sí que creo que es más fácil. Puedes tener acceso a una vivienda más grande con más espacio para proyectos y demás, puedes tener acceso a más materiales caros, puedes tener acceso a algún profesor privado, puedes tener acceso a grandes viajes para conocer el mundo en primera persona.... etc... Al menos a mi a veces he echado en falta algún eurillo demás.
Si los niños no van al colegio, alguien tiene que estar con ellos. Por esto muchas veces uno de los dos padres deja de trabajar y solo hay un sueldo en casa. Esto hace que hay que mirar bien los gastos y fijar prioridades. Por otro lado, según como se mira, puede ser un aspecto positivo, porque los niños aprenden junto con sus padres de que el dinero no cae del cielo, hay que hacer una buena economía doméstica y los niños entienden que hay que pensar antes de gastarse el dinero.

3. El no estar.

Para esto, creo que Yvonne escribió un artículo fantástico. Ella lo aplica al "unschooling", pero yo creo que este peligro existe igualmente para el homeschooling. A veces podríamos dejar a los niños solos con la excusa de que "aprenden solos". Y esto es un gran peligro. Hay que estar siempre presente y siempre pendiente de todas sus preguntas, sus dudas y sus preocupaciones. A veces cansa estar siempre disponible. Uno a veces tiene ganas de hacer sus propias cosas, de aprovechar el ratito que está dibujando tan bien, de fugarse un momentito mientras está leyendo solo. Pero te puedes perder aquella pregunta: mamá ¿porque cuando yo dibujo la casa así todo recto no me sale bien cómo yo quiero? o mamá ¿sabes lo que pienso que ahora pasará en el libro?
Son momentos que te puedes perder cuando no estas presente al 100%, cuando estás "a medias", cuando piensas que ya lo hará solito.
Auto-aprendizaje no es: "espabilate solo", sino que es: yo estoy para todo lo que tú quieras aprender.

4. El estar siempre.

Este es justamente lo contrario del anterior y que también puede pasar. Se trataría de encontrar este difícil equilibrio entre "estar cuando hace falta y no estar cuando sobras".
A veces los padres homeschoolers nos caemos en el error de querer controlarlo TODO, de querer estar en todo y de no dejar espacio a los niños. Los niños también necesitan su espacio solo cuando van creciendo. Aquella cosa que encontró y descubrió solo, no lo olvidará nunca. Tener que buscar su propia solución es un gran aprendizaje.
El hecho de estar mucho tiempo juntos con niños más mayores también puede crear conflictos a veces. Los adolescentes necesitan su espacio sobre todo, y al estar más tiempo en casa también buscan estas salidas y escapadas para estar sin los padres e igual que los otros jóvenes hay que dejarles ir y buscar su camino por su cuenta. No podemos caer en el error de querer controlar su vida. Podemos ayudarlos en todo lo que quieren aprender, pero no podemos controlar su vida.

Para mi, estas serían las 4 dificultades más importantes del homeschooling.

Algunos quizás pueden ver como "malo" o "dificultad" la dedicación total a los niños, pero yo esto no lo veo como malo. A mi me encanta, o me ha encantado, porque poco a poco me estoy retirando, y noto que lo echo de menos: hacer actividades, hacer material, planificar y organizar..... A mi me gustó, nunca fue una carga. Lo que fue una "carga" ha sido la responsabilidad en todo esto, como dije en el punto uno. Ha sido más una carga psíquica, pero nunca ha sido una carga de trabajo para mi.




12 comentarios:

Homeschool Sweet Homeschool dijo...

Todo muy claro... Tendré más cositas que decir :-) Besos

Zinnia Muñoz dijo...

Qué bueno que cada cual mira desde su orilla ;)

Lo de la responsabilidad es una de las cosas que más miedo les da a las personas que están empezando o que medio lo piensan y botan la toalla antes de comenzar. La verdad para mí no es malo. Cierto que hay miedo al comienzo, pero prefiero cien veces decir "sí, nos equivocamos con esto", "esto no salió como esperábamos" y ser conscientes de las razones y por qués de lo que no salió bien, a no tener mucha idea del proceso, que es lo que con frecuencia nos sucedió en el colegio con los dos grandes.

Estoy de acuerdo con los otros tres puntos. Menos mal ya tengo mi entrada casi completa ;)

Un abrazo

Madalen Goiria dijo...

En lugares y en momentos con tanto paro juvenil, la responsabilidad se vuelve angustia.
Un abrazo y gracias por compartir tanto

Marvan dijo...

Gracias por comentar.

Yo sigo pensando que la responsabilidad pesa mucho. Creo incluso que hay muchos que no hacen homeschooling justamente por esta responsabilidad.
Aunque tienes razón Zinnia, la responsabilidad no es mala. Todos deberíamos de aprender a tomarla, pero hay mucha gente que no está acostumbrada a tomar responsabilidad de sus actos, sean los que sean. Y esto se ve en la sociedad...........

Zinnia Muñoz dijo...

Si, en eso tienes toda la razón. Mucha gente no quiere asumir esa responsabilidad y eso los hace huir sin más de algo así como el HS.

Mucha gente no quiere asumir la responsabilidad de nada. La sociedad de la no consecuencia. Un ejemplo al margen, nosotros tenemos un libro que dice las posibles causas emocionales y mentales de una enfermedad, es decir que los pensamientos, actitudes y reacciones que tenemos afectan nuestra salud, así que el estar enfermos es "culpa nuestra". Una amiga al leer una pequeña parte nos lo devolvió diciendo "que lo que decía el libro era que ella tenía la culpa de todo lo que le pasaba, que ella prefería echarle la culpa a alguien más".

Sí, la responsabilidad pesa. Pero por no asumirla también estamos como estamos.

Marvan dijo...

Zinnia, este es un tema muy interesante, pero también es un terreno muy peligroso.

Si fumas y coges cáncer de pulmón ¿es culpa tuya? Si no has ahorrado nunca y te quedas sin casa ¿es culpa tuya?

A veces las respuestas no son fáciles, pero es un tema que a mi también siempre me ha fascinado. Como quizás sabes, soy de las que se inclinan hacía el lado "duro".... No creo en la vida fácil, hasta ni creo en la felicidad. Tengo tendencia a sí, a pensar que lo que uno vive es "culpa suya" o "culpa mía" que es lo mismo. (siempre teniendo en cuenta las excepciones claro. Si hay un borracho que te atropella, no va a ser culpa tuya!!! ) Pero muchas veces, si estoy como estoy es por las cosas que yo he hecho. Incluso si el borracho me atropella, (y ahora me voy a meter en terreno super peligroso.....) hay gente que sabe superarse a esto, otros se hunden.... ¿Porqué esta diferencia? Hay gente con una desgracia detrás de otra y se superan.... otros parecen tener una flor en el culo y son super infelices.... ¿Porqué? ¿Puede ser por no ser capaz a llevar responsabilidad? ¿no ser capaz a tomar sus propias decisiones sobre su propia vida y vivir con las consecuencias? Alguna vez me arrepiento de haberme ido tan lejos de casa, estos momentos existen, no lo voy a negar. Pero fue decisión mía. Podría echar la culpa a mis padres de ¿porqué me dejaron ir? ¿porqué tuve esta adolescencia tan difícil? Sería quizás más fácil, no sé, echar la culpa al otro puede ser más fácil, pero no tiene sentido en el fondo y no te hace más feliz, al contrario, yo creo que incluso te hace más desgraciado, porque te puedes quedar atascado en el lamento del ¿porqué me hicieron esto a mi? sin ver que puedes hacer algo para salir.

Y además muchas veces las cosas son como son. Por culpa mía, por culpa de otro o por culpa de nadie. Además se puede aprender a no echar culpas a nadie, es difícil, pero una vez que se consigue, también alibera....

Chica, me voy a filosofar y meterme donde no quiero jajaja
Pero tienes mucha razón

Zinnia Muñoz dijo...

Sé de lo que hablas, sí, tienes toda la razón. No todo lo que ocurre es culpa nuestra, especialmente cuando somos niños y jóvenes. Mis padres casi nunca atedieron mis necesidades, nunca me faltó techo, comida, compañía, pero nunca tuve comprensión, nunca escucharon mis deseos lo que quería aprender, los problemas que tenía. Y eres una nena de 8 o 10 años que no tenés herramientas para asumir muchas cosas pero que te toca a las malas porque nadie te oye. No fue culpa mía, pero si fue responsabilidad de mis padres, pero no por ello hoy les echo la culpa "de mis desgracias". Yo los quiero muchísimo, los entiendo y los respeto. Hay situaciones muy complejas, hay accidentes, a veces como dices la culpa no es de nadie, pero a veces sí solo que en una cadena muy complicada.

Pero en el mundo adulto en el que podemos y tomamos decisiones, pues mira que muchos quieren decir que no salió como esperaban por alguien o por algo, menos por sí mismos. Es a esa responsabilidad a la que me refería.

Y no digo más porque tengo que salirrrrr!!!!

Jajajaja

Marvan dijo...

Exacto: tal como dices:
"Pero en el mundo adulto en el que podemos y tomamos decisiones, pues mira que muchos quieren decir que no salió como esperaban por alguien o por algo, menos por sí mismos. Es a esa responsabilidad a la que me refería."

Y sal ya!!!!!!!!

Que sino, vas a llegar tarde y entonces si que va a ser culpa tuya y de la de verdad jajajaja.

Ivett dijo...

Uff, pero que interesante se puso esto del tema de la responsabilidad.

Este es un aspecto prioritario en la educación de mis hijos, intento hacer todo lo posible por ensenarles que toda decisión trae consecuencias, a veces buenas a veces malas pero que siempre hay que aceptarlas y sacar el mejor provecho.

Y estoy de acuerdo con Zinnia, quizás de ninios muchas cosas no fueron nuestra responsabilidad sino de los adultos a nuestro alrededor pero eso no excusa para luego irla evadiendo ya más creciditos. Además estoy convencida que es esa falta de asumirse responsable de la vida y felicidad de uno mismo lo que tiene el mundo de cabeza. Y la verdad es que no lo entiendo, para mi no tiene lógica,como dices Marvan perder el tiempo hechandole la culpa al otro no te saca del atolladero al contrario, saber que uno tuvo la "culpa" cuando te suceden cosas malas (o buenas) es liberador por que te da el control para cambiar la situación. Y me parece que si, que la resiliencia es una característica que esta en estrecha relación con la responsabilidad. Por que una persona resiliente se sabe duenio de su vida y es por eso que puede sobreponerse con más facilidad a los reveses de la vida que otra que no lo es.

Saludos

Zinnia Muñoz dijo...

Llegué a tiempo. Jijijiji

Leí hace un rato en FB algo que decía que educar a los hijos es de las mayores responsabilidades que se pueden asumir en la vida, pero que muchas veces se toma el camino fácil, delegando ésta en otros y que cuando se hace estamos cediendo y perdiendo poder.

Me identifico con ella pero no creo que el simple hecho de enviar a los chicos al cole sea ceder esa responsabilidad, ni que educar en casa sea asumirla.

El poder es la capacidad de tomar decisiones, debe ser consciente y transformador, siempre buscando el beneficio sea individual o colectivo, sin perjuicio de nadie.

Será que primero que el miedo a la responsabilidad está el miedo a la toma de decisiones y por allá escondido primerísimo, el miedo al poder? Estoy acomodando la teoría muy ramplonamente... jajaja

Marvan dijo...

Ivette, muchas gracias por comentar. Creo que la clave está en algo que has dicho: el hecho de que puede ser tu culpa, también te da poder para cambiar. Porque si las cosas dependen de otros para lo malo, quiere decir que también dependen de otros para lo bueno.

Y como dice Zinnia, si no tomamos responsabilidad en la educación de nuestros hijos, estamos perdiendo poder.
Y también estoy de acuerdo que no tiene que ver con enviar o no los niños al colegio. Hay familias con los niños en el colegio que asumen toda responsabilidad sobre esta decisión. Como dices, es mucho más profundo.
Me ha encantado la reflexión!! Gracias!!

Silvia dijo...

Muy bien escrito. Coincido con tus puntos.

Related Posts with Thumbnails