La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

martes, 27 de enero de 2015

Unschooling versus Homeschooling

Uf, madre mía, no se ha gastado tinta ya en este tema..... y ahora yo también......... no sé si tiene sentido. Además hace poco en un comentario a Laura Mascaró justamente también le dije que no entiendo muy bien estas ganas de siempre distinguir entre una cosa y otra.........

Así que aquí realmente lo que INTENTARÉ explicar es porqué creo que NO hay TANTA diferencia entre una cosa y la otra y que son dos términos que muchas veces se solapan, se entremezclan y que justamente por esto hay tanta confusión.

Igual que Yvonne en su artículo voy a ser sincera. Ser sincera no significa tener la razón, significa simplemente explicar exactamente lo que uno piensa. Estamos en un país libre, se supone, así que se puede hacer ;)

El Unschooling ¡ME ENCANTA! Creo sinceramente que el unschooling es casi demasiado bonito para ser verdad y que realmente a todos nos gustaría (poder) aplicarlo del todo. Es un modelo idílico de educación y justamente por esto, me cuesta creer del todo en ello.

Además creo que existe una confusión muy grande entre los que dicen que practican el unschooling y los que están "en contra" del unschooling. Yo no estoy en contra del unschooling, al contrario, como he dicho, me encanta. Pero lo que sí creo es que es una cierta utopía a la que (casi) todo homeschooler quisiera llegar, pero es (desde mi punto de vista) inalcanzable. Unos llegan más cerca que otros y por esto, parece que existe esta necesidad de poner una línea entre "hasta aquí sí" pero "desde aquí ya no".

Yo sinceramente no lo veo así, no veo esta línea divisoria, al contrario, veo un montón de líneas entrecruzadas y enlazadas y que todos más o menos giran alrededor de un mismo núcleo: "quiero lo mejor para MI hijo". Y como MI hijo no es como el TUYO, lo que YO hago, es diferente y desde luego mejor para mi hijo, porque si fuera peor.... haría lo otro.....;). Pero en esta diferencia hacemos básicamente lo mismo.

Laura Castellaro justamente ha hecho una observación muy interesante al respecto en un comentario al post de Yvonne. Un niño homeschooler y unschooler pueden estar haciendo exactamente la misma actividad, pero la diferencia sería la motivación. Según los unschooler, la motivación por hacer una actividad viene del niño mismo y la motivación de un homeschooler vendría de "fuera". Pero esto significaría que los homeschoolers no hacen nada que viene de su propia motivación, cosa que no es verdad. Además puede ser que un día lo hacen porque quieren y otro día porque lo dice su madre.

Pongo como ejemplo el instrumento que tocan mis hijos. Me cuesta bastante dinero pagar la clase de su instrumento. Cada dos por tres les he dicho que nadie les obliga a tocar un instrumento, que lo pueden dejar cuando quieren, pero si quieren que yo pago la clase entonces yo quiero que practiquen cada día. No quiero pagar para que solamente toquen cuando está el profesor. A los dos durante estos años varias veces les he tenido que recordar (o "obligar" si queréis) y decir: ep, hoy aún no has tocado tu instrumento ¿Cuándo lo vas a hacer?. Y entonces lo tocan.
Las veces que les he visto menos motivado les he dicho que no pasa nada, deja el instrumento si no quieres tocarlo más y no pasa nada. Pero siempre me han dicho que sí que quieren seguir con las clases, que no lo quieren dejar.
Entonces si tienen la motivación propia para seguir con las clases, nadie les obliga, es su decisión, pero yo solamente les pido a cambio que toquen cada día (el fin de semana no lo pido y pocas veces tocan en fin de semana): ¿esto es homeschooling o unschooling? ¿Es su motivación para aprender o es la mía? Yo simplemente veo las dos motivaciones juntos y algún empujoncito para ayudarles a seguir con algo que en el fondo quieren aprender.

Creo que existe una cierta "manía" en diferenciarnos cuando son dos metodologías inseparables. Todo unschooler es en parte homeschooler y todo homeschooler es en parte unschooler. (Al menos es lo que yo pienso).
Ya lo sé, ahora algunos dirán "no se puede ser unschooler en parte". Lo eres o no lo eres.

Bueno, entonces desde mi punto de vista tampoco se puede ser homeschooler ni schooler. Porque nadie es TODO una cosa o la otra.

¿Si mis hijos van a algún extra-escolar con un profesor? ¿Qué porcentraje de homeschooling les tengo que quitar??

¿Si unos niños que van al colegio sus padres se niegan a que hagan todos los deberes, acordan con el colegio que solo vayan por las mañanas y se quedan en casa por la tarde para aprender libremente sus intereses? ¿Qué porcentaje de homeschooler tienen?? ¿Qué porcentaje de schooler les queda??

¿Si una familia tiene un hijo que va al colegio y otro que está en casa (que los hay)? ¿Qué son? ¿Schoolers o homeschoolers?

Si uno hace flexischooling (cosa que existe en otros paises donde puedes ir al colegio para algunas asignaturas, la que quieres) ¿entonces qué eres? ¿Se puede ser unshooler flexischooleando?

Hay Unschoolers que dejan ver la tele sin límites y otros que no, hay unschoolers que dejan comer lo que sea y otros que no..... ¿Son todos igual de unschoolers? ¿Qué porcentaje de unschooling tiene cada uno?

Hay algunos que dicen que si lo ha elegido el niño mismo para apuntarse a un cursillo, sigue siendo unschooling. Entonces ¿Si un niño unschooler elige libremente ir al colegio? ¿sigue siendo unschooler??

No creo que sea tan fácil decir: tú sí y tú no.
Encima, no creo ni que sea necesaria la división.

Los homeschoolers (y schoolers) tenemos la tendencia de pensar que los unschoolers  "no hacen na", y que dejan a los niños solos a que aprendan lo que puedan. Muchas veces reciben críticas de negligentes. Yvonne lo explica muy bien que un verdadero unschooler no hace esto. Al contrario, está siempre con los niños y les acompaña en su aprendizaje.

Por otro lado los unschoolers tienden a pensar que los homeschoolers obligamos a los niños a hacer un montón de cosas que no quieren hacer, nos empeñamos en enseñar cosas que no necesitan, están los niños siempre sentados en su pupitre haciendo fichas y parece ser que si no somos unschoolers, no respetamos a nuestros hijos.... y ya digo, esta tampoco es la imagen correcta de un homeschooler.

Un unschooler no tiene porqué ser negligente, ni un homeschooler es irrespetuoso con sus hijos.

En el artículo de Yvonne, he encontrado algunas frases que insinuaban esta falta de respeto o esta empeño en enseñar lo que no necesitan. Como si yo a mis hijos hubiera impuesto ciertos aprendizajes que ellos no querían y que por esto ahora "tengo un problema". Ya lo sé que ella no lo escribió con esta intención. Conozco a Yvonne y sé que no escribe con la intención de atacar. Pero yo sí que en algunas frases me he sentido atacada. Cosa que es simplemente problema mío por dejarme sentir así.

Pero suele ser el discurso unschooler. A veces duele. Y con esto, incluso incluiría al discurso homeschooler, hacía los que sí llevan los niños al colegio. A veces es un discurso desde el "somos mejores y se debería de hacer así para todos los niños". Discurso que desde mi punto de vista se debería de evitar. Y reconozco que también a veces he caído en este discurso. Porque cuando estás tan tan convencida de algo que funciona tan tan bien con tus hijos, quieres que todo el mundo lo sepa, quieres que todo el mundo siente esta misma felicidad que tú sientes, y piensas que solamente se puede sentir esta felicidad haciendo exactamente lo mismo que tú haces. Y pierdes de vista que hay otras maneras de hacer que probablemente llevan a otra felicidad, pero igualmente felicidad. (si es que existe esta felicidad, pero esto es otro tema)......Y pierdes de vista que además puedes herir a otras personas diciendo según qué afirmaciones.

Yvonne dice: ¿Qué hubiese sucedido con esa pasión (a escribir cuentos) si le (a su hija) hubiésemos dicho que tenía que aprender a escribir "bien" antes de poder contar cuentos?

Yo creo que desde luego se le hubiera quitado la pasión por escribir. Pero es que hay niños que no tienen pasión por escribir y tampoco se les haya dicho nunca que tuvieran que "escribir bien" nunca. A algunos les gusta escribir y a otros no. Mi hijo menor no es que no le gusta escribir porque yo le he dicho que primero tiene que escribir "bien". Al contrario, nunca he insistido en "escribir bien" y ahora con 14 años, me empiezo a preguntar si quizás lo tenía que haber hecho antes. Esta entrada es de hace 6 años con mi hijo mayor que ahora escribe perfectamente lo que sea (en 3 idiomas y además en inglés tampoco no lo hace nada mal). Mi hijo menor ha escrito muchísimo menos hasta ahora. Esta entrada es de hace casi 4 años (tenía entonces 10 años). La lástima es que sí que la cosa fue de dos días. La libreta está allí, con algunas páginas y no..... no le he obligado a llenarla ni a escribir "bien".

Yvonne dice:  "Un niño necesita que sus padres estén presentes, que se preocupen por él, que le ayuden a aprender en vez de querer enseñarle aquello que ellos creen que debe saber."
"Forzar esas conexiones ahora puede tener consecuencias a largo plazo"
"Si un niño tiene que dejar de lado un interés porque primero, según su madre, tiene que aprender unas herramientas, es probable que cuando tenga las herramientas haya perdido el interés original y esté desmotivado".
¿Qué es lo que "no llega"? Según tú ¿A qué edad tienen que venir? ¿En qué orden tiene que pasar? Quizás no has esperado o confiado lo suficiente.
El problema igual no está en leer y escribir o en las mates, sino en el verdadero interés, en la verdadera motivación o la verdadera curiosidad. Quizás se quedó en el camino mientras estaba aprendiendo no sé qué debía de saber para no perder el interés en no sé qué otro. Y aprendiendo las herramientas necesarias para eso se perdió lo mejor e importante: Aquello en lo que realmente estaba interesado. Eso dejó de ser interesante e importante al tener que aprender tantas herramientas que aún no necesitaba. Hoy tiene las herramientas pero ya no tiene en que desea usarlas."

Yo digo: Son diferentes frase que duelen para mi. Porque en cierta manera leo: Marvan, si tu hijo de 14 años aún no escribe bien ni lee bien, es que le has forzado, no has confiado lo suficiente, y le has quitado la motivación.
Te puedo asegurar que he esperado, no he forzado (he animado, quizás dirás que he animado demasiado, que no debería de animar) y motivación si no la tiene, no se la puedo quitar.

Y con esto llegaré a mi siguiente tema: Interés y habilidad.

¿Hay suficiente con el simple interés para aprender algo???
Respuestas mañana ;).

Yvonne, no te preocupes. Puedo vivir con esto, estoy acostumbrada jejejeje.

7 comentarios:

Zinnia Muñoz dijo...

U yuyui yuyui....

En camisa de once varas nos estamos metiendo... Jajajajaja

Pues yo también lo he pensado, eso de que todo se cruza, que los límites son difusos y móviles.

Si mis hijos reciben clase de música, ¿entonces son un poco menos unschooling? Porque en estricto sentido podría decirse que el aprendizaje autónomo es eso que viene solo de uno mismo, pero eso es carreta! Es imposible! Porque uno está en medio de un ambiente, de actividades, de gente.... la única forma de hacerlo sería irse a una montaña cual ermitaño (y hasta esos bajan cada tanto).

Recuerdas en el carnaval de lo malo del HS que decía que hay cosas que los chicos se pierden por no ir al cole porque es posible que en esas cosas que se hacen allá y no hacemos en casa puedan encontrarse, es decir, que les guste y se les despierte el interés.
Lo que quiero decir, es que siempre hay un estímulo externo para que algo se "despierte"en nosotros y queramos aprender.

La completa libertad no existe. Todo el tiempo como padres imponemos cosas, sea porque reproducimos esquemas sociales y ni nos enteramos, sea porque sabes qeu hay cosas que la sociedad no acepta, o sea porque nos parece que es muy bueno. Mira tú que ponerle tutor al chico para que aprenda a leer (y él dijo que quería) es una forma de imposición, porque se va a trabajar un método, esquemático o en doble vía construyéndolo con el chico, igual. Y dejar que aprenda a su ritmo y a su manera, "en sus tiempos" es también una forma de imposición y es una decisión que tomamos los padres directamente. (Y esto lo digo con conocimiento de causa porque he hecho lo uno y lo otro y la verdad no quedo contenta con ninguna de las dos)

A veces si no se empuja.... Siempre digo lo mismo, pero a mi hija mayor (que hoy tiene 18) la he obligado a dos cosas: a salirse del cole y hacer HS y a tomar clases de ballet. El ballet fue para que tomara conciencia de su cuerpo porque se estaba encorbando y a los tres meses estaba tomando como 15 horas a la semana porque le encanto, resultó ser buena para eso y veía clase con gente de su edad y con otro grupo mucho mayor.

Cuando me presento a alguien que habla de HS digo que soy unschooling, que trabajamos principalmente con los intereses de los chicos, pero es más una forma de decir que no seguimos un currículum, porque la mayoría de papás nuevos piensan que esto es una fórmula mágica fuera de la escuela.

Yo siempre he admirado tu HS. Me encantan las workboxes, me gustaría hacerlas, pero mi indisciplina y el trabajar como independientes hace que en esta casa nunca haya rutina, la única rutina es que cada día es muy diferente al anterior. Pero los chicos tienen sus clases, con horarios fijos, pero también mucho tiempo para jugar, inventar, con materiales y herramientas dispuestas para que las usen. Y los veo creciendo y aprendiendo bastante felices.

Al final de cuentas, lo concreto es que no van al cole.

Que no escribo en mi blog y vengo acá a llenar de parrafadas el tuyo y por ello ya estoy tarde para poner el almuerzo. Jajajaja

Besos.

Marvan dijo...

Pues gracias Zinnia por venir aquí a llenar el formulario de parrafadas jajaja!!

Me ha gustado mucho tu comentario. Yo también lo veo así. Como si es imposible de separarlo todo tan bien en cajitas.

Me ha hecho gracia que me admiras jajaja. No es para tanto jajaja. Cada uno tiene que ser como se siente cómodo. Yo siempre me he sentido cómoda con las cajas porque a mi me ayudaban y veía que a los chicos también. Yo admiro a los que lo hacen sin porque yo no sabría cómo jajaja. Las cajas me dejaban proponer actividades sin hacerme pesada. Las actividades estaban allí y ellos los podían coger cuando querían. De la otra manera creo que todo el día hubiera ido detrás de ellos preguntando ¿quieres hacer esto? ¿Te apetece hacer esto? ¿Qué te parece este libro? Creo que se hubieran cansado de mi jajaja.

Por cierto, dices algo como que he cogido un tutor para que aprenda a leer ¿¿?? No sé si lo he entendido mal, pero tiene profesor para música y para dibujo técnico. Para leer no. He intentado yo .... no sé si con mucho éxito, pero algo hemos conseguido jajaja.

Me ha gustado mucho saber de tí!! Un abrazo y siento lo de tu almuerzo!!

Zinnia Muñoz dijo...

Jajajaja Formulario de parrafadas!

Noooo... Hablaba de mí, con lo de la lectoescritura, con mis dos peques. Los míos también tienen clases de dibujo y de música. COINCIDENCIAS! Jijiji

Todo lo que dije era con referencia a mis chicos, pero ahora que releo veo que se presta para interpretarlo como si hablara de los tuyos y hasta aplican varias cosas.

Y no alcancé a hacer almuerzo... Ya era muy tarde :D

Espero que le echemos más leña al fuego y que entre todos hagamos una buena sopa con este tema.

Un abrazo

Marvan dijo...

Bueno, así al menos si no tuviste almuerzo, al menos tendrás sopa ;)!!

Maribel Barba dijo...

A mi modo de ver, toda la cuestión (o la parte más importante) es cuando creemos que eso que hacemos y que nos va tan bien debería de ser hecho igual por las otras familias.
No sólo cada niño es diferente, también lo son cada padre y cada madre. Porque en ese acompañar por parte del adulto, juega un papel fundamental la propia forma en que nosotros lo vivimos y lo entendemos (me refiero a los padres). Y también, porque a mi me toca muy de cerca, las circunstancias que nos toca vivir en cada momento nos pueden alejar o acercar hacia cada una de esas alternativas. No siempre podemos hacer lo que queremos, no siempre debemos, hay veces que lo mejor para nuestros hijos no es lo que nos gustaría según ese ideal que tenemos sobre la educación, a veces nuestra realidad nos lleva por otros sitios.

Esmeralda Mendoza dijo...

Hola!

Algo que tal vez podría ayudar es averiguar cada quien con nuestros niños qué sienten, cómo se sienten con el estilo de vida y el tipo de comunicación que tenemos con ellos.

¿Qué sientes cuando...
- te pido que toques el instrumento
- que practiques x o y
- cuando te hablo así o asá
- si no te guío
- cuando no te propongo actividad...o cuando sí

Como cada niño, su familia y contexto son únicos ellos nos pueden ayudar a saber y ajustar.

¿Cómo averiguarlo?
- Dialogar con ellos es útil si el ambiente es abierto y libre de juicios. Si están han percibido que sus padres juzgan duramente a quienes disienten de ellos puede ser que estén acostumbrados a decir lo que éstos quieren escuchar.
- Observarlos y escucharlos cuando interactúan co otras personas
- Hacer role playing (juguemos a que tú eres la mamá y yo soy tú)
- Que dibujen o escriban en torno a estos temas y luego escucharlos (sin interrumpir, sin juzgar,sin justificarnos)
- Abrirnos a los comentarios de un tercero respecto a lo que observa en nuestros hijos y en nosotros mismos (tomar lo constructivo).

Son algunas ideas.

Las emociones con las que viven nuestros hijos van determinando sus creencias sobre ellos mismos, el mundo y los demás.

Estas creencias determinan su capacidad de ser felices actualmente y cuando crezcan.

Por eso no importa tanto lo que hacemos sino cómo lo perciben ellos, cómo se sienten y qué decisiones (creencias) están generando de todo ello.

Abrazos!

Marvan dijo...

Maribel, así lo creo yo también, cada situación es diferente y todos solamente queremos lo mejor para nuestros hijos.

Esmeralda, me ha encantado tu comentario. Y tienes mucha razón. Tiene mucha importancia cómo lo sienten los niños mismos. Porque habrá quizás niños que no les gusta tanta libertad, otros estarán encantados.
Yo muchas veces lo hago con mis hijos, pero el problema con mi hijo menor es que es muy poco hablador. El es muy visual y le cuesta expresar sus sentimientos. Cuando le pregunto qué opina sobre algo suele decir: no lo sé. Le intento ayudar a expresarse, pero le cuesta mucho. A veces le pregunto ¿Si tú ahora estuvieras en mi lugar, qué harías? Mi hijo mayor sí que me da respuestas y lo hablamos si puede ser o no su manera de hacer, pero con mi hijo menor suele decir, no sé, o no haría nada.....
Me cuesta muchísimo más saber lo que siente.
Pero tienes mucha razón en que es muy importante!!

Related Posts with Thumbnails