La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

sábado, 30 de agosto de 2014

30-08-2014: Los cuadernillos y trabajos de verano

Hoy hemos puesto punto y final a todos los trabajillos y cuadernillos de verano.
Los hemos llevado a cuestas todo el verano y no sabéis el pánico que me daba de olvidarnos de alguno por allí.
Pero no, todos llegaron bien de vuelta y prácticamente terminados.
Ahora en casa les hemos puesto el toque final, listos para entregar.

No ha sido fácil y han sido muchas horas de trabajo y estudio.
Dos cuadernillos de Castellano, libro de lectura y ficha. Mapa conceptual para religión (y se leyó todo el libro). Trabajo de sociales (el más tonto de todos), que finalmente ha ocupado 53 páginas. Y repaso y ejercicios de matemáticas.

Estoy muy orgullosa de mi hijo porque se ha tomado muy en serio este trabajo. Yo, realmente, hubo varias veces que pensé: vaya m.... de trabajos que le han hecho hacer. Pero no se lo decía claro ;). Sí que le he dejado claro en todo momento de que fuera lo que fuera el resultado, nosotros estaríamos orgullosos de él por cómo lo llevó a cabo. Decidimos de ir a por ello y él se lo tomó en serio.

Es duro trabajar y estudiar con una experiencia, aunque fuera corta, en la cuál has visto que los profesores son capaces de suspenderte, no por lo que sepas o hayas hecho, sino por puros prejuicios o opiniones. Te quedas con la duda en cualquier trabajo: ¿Le gustará ahora o seguirá con la misma idea de que no le da la gana aprobar? ¿Estaré haciendo todo este trabajo para nada?

Hemos estado estudiando muchas veces para exámenes. Exámenes en las cuáles no teníamos ni idea de cómo serían las preguntas, de cómo era el examinador, de qué parte del temario era realmente lo más importante. Pero mi hijo estudiaba y aprendía y tenía la fe de que si aprendía y si fuera capaz de demostrar lo que había aprendido y que había conseguido asimilar un temario de dos años, entonces su trabajo sería compensado. Tenía la fe en un examen justo, difícil, pero justo.

Ahora no hacemos más que pensar en que quizás el profesor rebuscará lo más difícil, que rebuscará fechas y nombres inútiles, de que quizás aprenderá esto, pero le buscará justamente aquello que no sabe. Para sociales tiene un examen oral y qué quieres que te diga, sé de sobras que si un profe tiene ganas de suspenderte en un examen oral de sociales, lo tiene muy fácil. Uno puede hacer un examen oral para saber qué sabe el alumno, o para buscar qué NO sabe el alumno. Si lo hace con mentalidad de: a ver qué es lo que NO sabe, es fácil suspenderlo. Y esto no lo hace nada fácil a la hora de estudiar. La inseguridad es lo peor.

De matemáticas le pasa un poco lo mismo. No hay libro ni pdf de dos de los 3 temas que tiene que estudiar. Solo algunos apuntes de clase y no sabes por dónde cogerlo por el miedo a: "Quizás el profe lo quiere de otra manera."

Pero bueno.
Quedan dos días.
Dos días para repasar y estudiar.
Hemos hecho exámenes mucho más complejos y con mucho más temario pero nunca hemos estado tan nerviosos, tanto mi hijo como yo.
Pero
¡¡¡Podremos!!!

1 comentario:

Homeschool Sweet Homeschool dijo...

Mi total admiración a tu hijo...

Related Posts with Thumbnails