La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

lunes, 20 de febrero de 2012

Mis lujos

Hace tiempo Zinnia puso en su blog un post que me gustó mucho. Los lujos de su vida.

En este mundo consumista y materialista, creo que es importante parar a pensar cuáles son los lujos reales de la vida y aquí os quiero compartir los míos.
Igual que Zinnia, el orden no tiene que ver con la importancia.

1. Meterme en la cama de mis hijos por la mañana, o al revés ;).
Muchas mañanas, o los niños acaban en nuestra cama o yo me meto un ratito con ellos ;). Es de los momentos más bonitos del día.

2. Tomarme mi desayuno tranquilamente a las 7:45 de la mañana pensando en años anteriores, cuando aún íbamos al colegio (hace ya casi 5 años) y nos teníamos que salir a las 7:45 de la mañana para meternos en la caravana de la Ronda. Ahora me tomo mi café, mi tostada, aún estoy en pijama y pienso en la gente que está en algún metro apretado, en alguna caravana, o corriendo al trabajo. Es un lujo que no tiene precio para mi.

3. No tener que comprar ropa para mi o para mis hijos. Este lujo lo comparto con Zinnia. ;)
Tengo la suerte de que nos regalan mucha ropa para los chicos y también para mi. No tengo que pasar un sábado comprando ropa, probando pantalones o jerseys. ¡qué horror! Puedo dedicar este tiempo a cosas mucho más interesantes.

4. Tener aún a toda mi familia sana y feliz. Mis padres, mis hermanos, mis hijos, nosotros mismos. Tenemos salud, estamos felices dentro de la felicidad que la vida puede dar. Hemos pasado por enfermedades normalitas y alguna hospitalización, pero nunca nada grave. Es un gran lujo!!

5. No tener que trabajar a tiempo completo. Trabajo algunas horas a la semana fuera de casa, pero por lo demás estoy con mis hijos, mi familia, mi casa. Puedo vivir sin este sueldo extra. La casa es pequeñita y el coche super viejo, la mayoría de cosas que tengo son de segunda mano, pero tengo TIEMPO, que no tiene precio!!! Y tiempo de segunda mano no existe. El tiempo nunca vuelve, hay que utilizarlo de la mejor manera posible, aunque sea simplemente contemplando el café por la mañana ;).

6. Tengo TIEMPO para disfrutar de mis hijos. El mayor ya tiene 13 años. Me queda tan poco ya para vivir siempre con él. Ya mismo vuela fuera de casa. Pero habré compartido con él tantas cosas que nunca me podrán quitar. Mi hijo pequeño tiene 10 años, espero tener otros 10 para vivir con él, quién sabe. Pero pasa el tiempo volando. Estoy tan agradecida de poder disfrutarlo ahora a tiempo completo con ellos. Sí, reivindico el papel de mamá y ama de casa a tiempo completo. No sé quién se metió en la cabeza de que esto tenía que cambiar.

7.  Crear y buscar recursos educativos. Es una de las cosas que más me gustan. Mis chicos crecen. Cada vez más aprenden simplemente de los libros, de lo que hacen ellos mismos y de lo que crean ellos mismos. Pero sigo ofreciendoles algunas cosas. Los armarios (y el blog jejeje) están llenos de pequeñas creaciones y juegos o material encontrado o copiado. Me gusta tener tiempo para crear y buscar estas cosas.

8. Tomarme un te con mis chicos sobre las 11 de la mañana. Cada día lo hacemos más o menos sobre esta hora. Es gracioso, porque la gente se sorprende cuando les digo que a mis hijos les gusta el té. Nos tomamos un té y una tostada, miramos las noticias juveniles y les leo algún libro (sí, aún les leo en voz alta)

9. Poner mermelada casera en cada tostada que tomamos.

10. Otro que comparto con Zinnia: pasarme muuuuchas horas con mis hijos. Compartir sus risas, sus logros, sus fracasos (que también las hay), su aprendizaje, sus juegos, sus charlas ........ y también compartir MIS logros, mis fracasos (hombre, no voy a ser menos), mis aprendizajes, mis buenos y malos momentos. Simplemente ser una familia.

11. No tener que cocinar y encontrarme con comida casera encima de la mesa ;).

12. Escribir un rato en el blog y compartir ;). Leer otros blogs que me inspiran.

13. Ver los pequeños (o grandes) dioramas de Playmobils de mis hijos por toda la casa ;) y no tener que preocuparme por recogerlos.

14. Poder ofrecer a mis hijos las actividades extra-escolares que han elegido ellos. Nos hacen una triple función: ellos tienen contacto con otros niños, hacen una actividad que les gusta y a mi me dan un respiro para hacer recados o hacer algún trabajo en casa.

15. Tener unas amistades virtuales fantásticas.

16. Simplemente vivir la vida tal como está ;).



9 comentarios:

AnaGF dijo...

Belo post, são estes os verdadeiros luxos, concordo plenamente. Não são luxos as roupas caras, os carros de último modelo ou os trabalhos que nos dão a ganhar muito dinheiro e nos roubam o tempo precioso e nos afastam da nossa família. Mas há tanta gente a viver nesse engano...

Madalen Goiria dijo...

¡Qué emocionante leerte así de contenta!. Que sigas disfrutando como hasta hora muchos, muchos años más.
Besos

Madalen Goiria dijo...

Ah!, se me olvidaba, en su blog http://paramipequeconamor.blogspot.com/2012/02/no-la-verificacion-de-palabra.html
Inma dice que quien tiene los capchas estos de las dos palabras para verificar, reciben menos comentarios, porque intimidan. Yo esta vez he tenido suerte y he visto las palabras a la primera, pero a veces tengo que repetirlas.
Un abrazo

Marvan dijo...

Gracias Ana por tu comentario!

Madalen. Acabo de quitar lo de las palabras. Es super fácil quitarlo, hasta lo sé hacer yo!!!

A ver si ahora hay más comentarios. No sé si será por esto que ultimamente había menos. O a lo mejor la gente simplemente está más ocupada ;).
Gracias por avisarme. Como a mi en mi blog no me lo pide, no lo sabía.

Zinnia Muñoz dijo...

Qué bello! Gracias por compartirnos tu lujos ;)

Cómo es eso de no cocinar pero tener comida casera? Ese es un lujo a todo dar...

Me encantó eso de que no hay tiempo de segunda mano... muy Momo; yo diría que al menos para nosotros los tiempos siempre son para estrenar, pero pienso en muchos grandes empresarios que amasan su fortuna gracias a las 8 y 12 horas que miles de trabajadores tristes, grises trabajan para ellos y pienso que ese es un tiempo de segunda mano por el hecho de que la gente no se siente feliz con lo que hace...

Un abrazo

PrissGonzalez dijo...

Qué hermoso post, Marvan! Me hizo suspirar y sonreír. Qué afortunadas somos de llevar una vida tan LUJOSA!!!, pero sobre todo, qué importante poder tener la gratitud para valorar cada uno de esos detalles y hacerlos parte de nuestra felicidad en la vida. Te mando un abrazo fuerte y felicidades por tanta plenitud!

Marvan dijo...

Zinnia, no cocinar y tener comida casera encima de la mesa tiene truco jajaja. Hay que tener un marido que le guste cocinar y que cocina bien jajaja. Encima cocina cosas de su propio huerto!!! Un lujo impagable jajaja.

Priss, gracias por este abrazo!!! Ha sido un placer!!!

Maria Calderón dijo...

Coincido con todos ellos, Marvan. Comparto además la mayoría --no tengo un marido al que le guste cocinar,sino más bien lo contrario. Es la gran buena vida cotidiana. Tener tiempo y disfrutar de las pequeñas cosas de cada día.

1beso.

angels dijo...

Me ha gustado mucho esta reflexión, creo que es importante valorar lo que tenemos en lugar de pensar en lo que no poseemos.

Related Posts with Thumbnails