La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

lunes, 14 de noviembre de 2011

dislexia 4

¿Cuales serían entonces estas señales en niños pequeños de una posible posterior dislexia, de las que hablé en el último post?

1.  Un primer punto que se relaciona mucho con la dislexia y que no tiene que ver con la lecto-escritura es la dificultad en la automatización de rutinas y seguir un seguimiento de órdenes. Ojo, esto último no es como en la mili: seguir unos órdenes a lo bestia de los padres, sino aquello que decimos todos a veces a los niños: Cuelgue el abrigo y después ponte los zapatos.
Los niños con dislexia suelen tener problemas con este tipo de secuencias. Se quedan con solamente una de las dos ordenes o simplemente con ninguna jejeje.
Incluso parece que en general les cuesta bastante aquello de "piloto automático".  Y esto podría explicar mucho su dificultad con la lecto-escritura creo, porque realmente  cuando leemos nos ponemos en piloto automático total. Si cada vez que leemos tuviéramos que analizar una y otra vez de nuevo todas las letras, pensar cómo se relacionan con su sonido, juntarlos y analizar su significado..... no acabaríamos nunca ni la mitad de un libro.
La lectura se hace automático, sin pensar. Entonces es bastante lógico que si te cuesta automatizar rutinas en general, que también te pueda costar automatizar esta lectura y decodificación de letras.

2. Como la lecto-escritura está relacionado con el lenguaje, la dislexia suele empezar con un retraso en el habla (aunque no siempre). Pueden ser niños que hablan tarde, poco o pronuncian mal. Como mi hijo es bilinguë /trilinguë, es una cosa que al principio no le dábamos importancia porque pensábamos que era normal que le costaba más. Ahora nos damos cuenta de que va relacionado. Habla bien, pero no tan fluido como su hermano mayor y le cuesta más pasar de un idioma a otro, le cuesta más retener y utilizar vocabulario de los diferentes idiomas y de pequeño era mucho más "monolingue" que su hermano. Muchas veces se queda atascado en las frases: ay máma, cómo se dice......

3. Problemas con conceptos relativos al tiempo (mañana, ayer, después, .....)  o al espacio (izquierda - derecha, arriba - abajo). Para mi hijo pequeño incluso diría que simplemente el tiempo no existe. El tiempo es algo que no se necesita, pasa por allí pero no sirve para nada, hay tiempo de sobras para todo porque realmente el tiempo nunca acaba. Le cuesta mucho saber el día en el que estamos, leer la hora y realmente interpretar esta hora.
Y referente al espacio, pasa algo muy raro que todavía no acabo de entender. Yo creo que tiene otra visión del espacio. Por un lado parece costarle mucho ubicarse y términos como izquierda - derecha o arriba -abajo le cuestan mucho entender o utilizar. Pero por otro lado me da a veces la sensación de que tiene mejor visión del espacio que no nosotros. Como si nosotros siempre vemos las películas en dos dimensiones y él siempre las viera en 3D. Como si el espacio para él tuviera una dimensión más que no acabo de entender yo. Más adelante quiero profundizar algo sobre esta "posible" manera especial de "ver" de muchos de los dislexicos y cómo lo veo en mi hijo.

4. Muchas veces (aunque tampoco siempre) va acompañado con un dibujo pobre y poco detallado que suele evolucionar en una disgrafia. Mi hijo pequeño no le gusta nada dibujar, pero justamente sí que es capaz de dibujar espectacularmente bien con el método del libro: dibujar con el lado derecho del cerebro. Su caligrafía..... mejor no mencionarla.

5. También suelen presentar dificultades con los números, tanto a la hora de escribirlos como leerlos. (El típico síntoma cuando el niño escribe el 3 o el 6 al revés). Los pueden leer al revés o completamente mal. Mi hijo menor realmente pocas veces ha "girado" números, simplemente escribe un número completamente diferente al que tiene que ser. Me sorprende tantas veces cuando dice el 23 y escribe al mismo tiempo un 42 o lo que sea, todo menos el 23. Mientras que lo va escribiendo y lo va viendo, de repente se da cuenta de que el número que está escribiendo NO es el número que está diciendo y va tachando y rectificando. Creo que esto tiene mucho que ver con el punto 1, la automatización y el piloto automático. Cuando nosotros decimos 5 escribimos un 5 sin pensarlo. Nadie se pone a pensar ¿cómo era que se hacía el 5? Ah, un palito por aquí y una barriga por allá.... Pues a mi me da la sensación de que él lo tiene que pensar una y otra vez de nuevo: ah, claro, si hago esto, no me sale un 5, sino un 3, el 5 no se hacía así, sino asá.
Leer los números mayores de centenas y millares le cuesta mucho. Memorizar las tablas de multiplicar también le cuesta muchísimos, mientras que tiene unas capacidades de pensamiento matemático impresionantes. Me sorprende tanto al entender cosas sobre los números que yo tengo que pensar 3 veces antes de entenderlos y luego se equivoca en un simple 3 +4. Y yo pienso ¿También es importante ¿no? saber lo que son 3 + 4? Pero yo creo que él lo SABE, pero no lo AUTOMATIZA. Nosotros ya es como un robot: 3 + 4 son 7, ni te lo piensas. Y este "ni te lo piensas" le cuesta, no se automatiza.

6. Finalmente otra característica que suele combinarse con la dislexia y que no tiene nada que ver con la lecto-escritura es el tema de la ropa o incluso el desorden en general. Perder cosas, despistes, olvidar cosas.... Mi hijo pequeño suele llevar como mínimo 1 de sus prendas de vestir al revés e incluso suelen ser más y de combinaciones variadas: camiseta dentro por fuera y pantalón al revés......
Botones y cremalleras.... mejor sin comentarios...... 

Estas son las características que más se mencionan relacionados con una posible posterior dislexia en niños en edad de infantil. Antes de empezar con la lecto-escritura y que en principio no tienen nada que ver con la lecto-escritura.
Se podría decir que estas cosas les pasa a todos los niños. Que todos los niños a veces se ponen los pantalones al revés, que todos los niños se olvidan a veces del día en que estamos o llegan tarde porque no se han fijado en la hora, que unos niños hablan antes que otros etc....

Sí, esto es verdad, a todos los niños les pasan estas cosas. Pero no se trata solamente de que les pasa esto alguna vez o algunas veces. Se trata de que estas cosas les pasan MUCHAS veces por no decir siempre y todos los días. Mi hijo practicamente nunca se pone bien la ropa, me pide él mismo: "mamá, dime las cosas de uno en uno porque sino, no me acuerdo qué tengo que hacer",  nunca se da cuenta de la hora que es, tiene muchísimas dificultades para leer números, dibuja muy mal y tiene una letra muy mala (aceptable según muchos, pero esto es porque lo hemos trabajado MUCHO). Se trata del GRADO en que estos problemas aparecen y cuando son un problema para el buen funcionamiento del día a día entonces podemos hablar de señales reales.

15 comentarios:

Madalen Goiria dijo...

Tengo en el despacho una foto preciosa de Eisntein, dando clase en la universidad ante un tablero enorme lleno de fórmulas, sonriendo, con el jersey del revés y la bragueta bajada.
Qué preciosa esta serie sobre la dislexia, Marvan. Gracias por compartir, que todos nos vemos ahí reflejados.
Besos

Silvia dijo...

Buenísima guía. Como dices, no porque tu hijo presente algo de lo que mencionas equivale a dislexia, has de ponerlo en contexto y ver cuánto de todo esto que mencionas recurre y ocurre.Cada caso puede tener todos los puntos, muchos de ellos, u otros semejantes. Las dislexias pueden también ser más marcadas o más leves, aún así, son debilitadoras y hay que verlas para poder ayudar al niño. Sería injusto tratarle como si fuera que no quiere cuando es que no puede, que es lo que ví que le pasó a mi hermano.

Mi hermano tiene dislexia y es totalmente independiente, muy inteligente, y lleva una vida feliz y digna. Pero sin ser experta, viéndole sólo como hermana, muchos puntos que comentas los observé en él cuando éramos pequeños porque yo soy casi seis años mayor, y me daba cuenta con doce, trece, catorce, de lo que le pasaba y las dificultades en el colegio, etc.

Alana dijo...

Hola Marvan, quería preguntarte, pués no entendí bien, tu peque mejoró su caligrafía con el método de dibujar con el lado derecho del cerebro?...¿de alguna manera este método ayuda?, yo he tenido muchos problemas con la caligrafía de mi beba, ahora está mejor, pero quiero que mejore más. Gracias amiga por tu dedicación. Un beso para todos.

Zinnia Muñoz dijo...

Punto 1. Aplica. Eso de no seguir instrucciones es un rollo con el mono. Nos dimos cuenta hace rato y cuando le doy varias instrucciones las repito al menos dos veces para que se le grabe. A mi padre a veces se le olvida y le dice una sarta de instrucciones, el mono queda como paralizado. Interesante lo del piloto automático para la lectura.

2. EL mono habló tarde y aun hoy no habla del todo claro, cuando se emociona a veces no le entiendo ni yo. Aunque ahí hay un punto complejo antes del año y medio hablaba más que a los dos años... Fue por las vacunas? Por algún golpe que se dio? porque el mono se cayó lo indecible cuando niño, desde que comenzó a caminar tenía algún chichón en la cabeza... O fue una suma de todo? Como se dice ehh, ehhh... pan de cada día.

3. Hace como un mes que aprendió a leer el reloj (ya lo aprendió!!!). Hasta hace como dos años confundía el ayer con el mañana. Todavía estamos en la tarea de aprender que las 5 son de la mañana o de la tarde pero no de la noche. Sabias que la mayoría de animadores de pixar son disléxicos? Si, yo también creo que algo tiene que ver. COn los días de la semana lo que él solito hizo fue memorizar cada día con relación a una actividad, que los lunes viene Leo y tiene aikido, los martes de huerta, los domingos donde los abuelos... Y le funciona. Vale decir que él le puso mucho interés a esto.

4. Dibujo y caligrafía tampoco. Sus dibujos no han evolucionado, aunque aun con sus casi 13 años le encanta dibujar. El libro lo estoy leyendo a penas ;) Los colores se demoró muchísimo en llamarlos por su nombre, en ver el semáforo y decir "está en rojo" Años para eso.

5. La lectura de cifras grandes, difícil, y con una economía como la nuestra que todo es en miles , decenas y centenas de miles (como mínimo) pues es un gran lío que TIENE que desenredar porque el bus vale $1.400, una bolsa de leche $2.100, es decir, para poder moverse con lo mínimo en este mundo colombiano tiene que manejar cifras grandes. Invirtió los números, pero mi padre le trabajó mucho a eso y mal que bien en el cole también. No se sabe las tablas ni de multiplicar ni de sumar. Puede hacer 10 ejercicios que se resuelven de la misma manera, así que cuando le pones el 11 crees que ya lo ha automatizado, pero no, es como si fuera algo completamente nuevo. Es una de las cosas que con mi padre (porque es con él que más hemos leído buscando respuestas) nos sorprendemos muchísmo, que no sabe generalizar; si ve un copetón, pues es pájaro y tiene alas y plumas, una paloma tiene alas y plumas, así con 10 pájaros más, pero que el llegue a decir "Ah! entonces todos los pájaros tienen alas y plumas" pues no, eso no sucede.

6.Lo de la ropa al revés creo que por fin lo hemos superado. Lo de adentro para afuera, lo de adelante para atrás, los zapatos invertidos (aunque se los pone al revés a su hermano, jejeje). Super desordenado, encontrarle puesto a las cosas le cuesta trabajo (a no ser los rincones del cuarto, del armario y debajo de la cama no?) Pero con la ropa todavía no entiende que hay otros tipos de ordenés, de coherencias: que la sudadera va con tenis, no con los zapatos de cuero, que si vamos a una fiesta de cumple al aire libre te vas deportivo no elegantísimo, que si es una invitación a comer preferiblemente no te pones el pantalón roto en las rodillas y más raido que tienes, que si vas a salir te llevas chaqueta porque acá de noche siempre hace frío, pero que si baja al parque y hace un sol esplendoroso pues no te pones chaqueta (pero el se la pone)... Es otro orden que también tiene enredado.

Este ha sido mi aporte para tu próximo libro, (medio en broma medio en serio) porque mira que esto es muy útil para unos padres que no encuentran respuestas. Muchas gracias!!! Un abrazo

Zinnia Muñoz dijo...

Espero que si haya quedado toda la parrafada que escribí. Me cuentas si no.

Marvan dijo...

Madalen, Gracias!
Uf las braguetas!!!! Estoy por coserlas todas jajaja!!!

Silvia, tienes mucha razón en que las dislexias pueden ser más marcadas o más leves. Pero creo que lo peor es que estas dislexias graves o leves se pueden presentar igualmente en niños inteligentes o menos inteligentes. Y sobre todo se entienden MUY poco en niños inteligentes porque muchas veces dicen que es por falta de ganas, ya que en otras áreas sí puede.....
Me alegro de que le vaya bien a tu hermano. Creo también que si se llevan bien, pueden llegar a buen puerto y los dislexicos inteligentes tienen más posibilidades de "sobrevivir".

Alana, sinceramente la caligrafía no mejoró mucho, quizás algo habrá ayudado, quizás alguna vez debería de hacer un experimento y hacerle escribir al revés a ver qué saldría. Mira, me has dado una idea jajaja. Solamente sé que el método de dibujar al revés es impresionante, al menos en mi hijo lo es cuando dibuja realmente al revés. Pero de momento cuando dibujo "derecho" sigue igual de pobre su dibujo.

Marvan dijo...

Zinnia, sí que llegó tu libro jajaja. Muchas gracias para compartir todo esto. Creo que la cosa está muy clara con Cederic. Pero tal como dices que con sus otras dificultades la cosa se complica mucho más.

Tal como lo veo creo que estais haciendo una labor estupenda con él y está haciendo muchos progresos que es lo importante. Y entiendo tu frustración cuando dices que algo le has explicado 20.000 veces y a la 20.001 es como si volver a empezar otra vez... pffffff.

qué curioso lo de que habló mejor antes de los dos años. Seguramente nunca lo sabreis a qué fue debido. Tampoco os tortureis mucho buscandolo porque aún sabiendolo, seguramente que ahora ya no podrías hacer nada al respecto. Hay cosas que pasan, hay que aceptarlas y seguir adelante. No se puede ir culpabilizando uno o buscar culpables. Lo que hay que buscar son soluciones.

¿Lo de los animadores de Pixar no lo acabo de entender?????

Mi hijo también piensa en día de plástica, día de circo, día de teatro y no tiene ni idea que lunes es lunes y martes viene después. Seguimos en ello con calendarios por todos los sitios jajaja.

No sabía lo de la moneda vuestra con números tan altos. Pfff, menos mal que aquí no es así, sino a mi hijo también le costaría muchísimo. Aquí con el euro todo "parece" baratito jajaja.

Y la ropa lo mismo. Yo le pongo su ropa cada día preparada, sino también saldría con cuadros y rallas (que por cierto le encantan las rallas en su ropa.... no sé porque).

Un abrazo a tí y gracias por ayudar a pensar entre todos y a ver si encontramos las respuestas!!!!!!!!!

Alana dijo...

Amiga!!!!! voy a tener que leer el tal libro del dibujo con el lado derecho del cerebro...mmmm porque no entiendo mucho, hasta me sonrojé un poquitin...jajajaja, lo tengo guardadito, así que lo sacaré y ya te contaré. Gracias

Zinnia Muñoz dijo...

Jajaja, la bragueta abajo, pande cada día.

Sí, hay cosas que da igual saber que no saber, por eso ya no nos preocupamos por ningún diagnóstico-etiqueta, porque eso no lo va a cambiar en nada; lo que fue fue, lo que es, és.

Pues que la mayoría de animadores de Pixar son disléxicos; hay una teoría de un disléxico (si mal no estoy, este es chisme de mi padre) que dice que los disléxicos ven las cosas en 3D... Eso les daría ciertas habilidades para algunas cosas como, en este caso, el diseño y animación en 3D.

En cuanto a lo de la moneda... si ves? por eso es que tienen que venir por acá, porque vuestros euros se multiplican alocadamente en pesos, jajaja Un eurito tuyo se convierte acá en $2.650 pesos, con los que compras 9 huevos (casi, pero no sé que tan buen referente de cambio será el huevo ;P )

Yo no le alisto la ropa, pero digamos que unas tres veces a la semana le digo "cámbiate, por favor" y otras me aguanto (como hoy que tiene pantalón semi impermeable con zapatos de cuero, la camiseta más vieja manchada y fea que tiene y encima un buso negro nuevo, pero como en la mañana estaba haciendo calor cuando salimos, se dejó en camiseta :S)

Ah! El mono todavía no sabe la diferencia entre ciudad o país, por lo tanto también se equivoca con las banderas. En fin. Mejor paro acá y guardo el siguiente libro hasta tu siguiente entrada, jejeje

Ipe dijo...

Oh, me había perdido esta serie... con lo que me apasiona. Son las dos de la madrugada y no puedo responder... que mañana tengo que ir al cole... jajajaja.

Bueno, yo no he automatizado nada lo de que 3 + 4 son 7... de hecho, ahora que lo escribo debo pensarlo (y cuento con los dedos)... pero en estos días de BioCultura me he reencontrado con el antiguo contable de nuestra agencia de viajes, y resulta que ahora que es padre ha descubierto que es dislexico, pues su mujer se ha dado cuenta de que no puede leer entonando... y tiene casi cuarenta... Hay tanto que desconocemos de nosotr@s mism@s.
Mañana por la tarde me lo leo todo y voy comentando, pero de antemano os digo que dibujar bien y ser dislexico no va ni junto, ni separado.
A mi me gusta mucho ser dislexica aunque no sepa donde están la derecha y la izquierda, ni donde se ponen los acentos, pero conversando con otras personas he descubierto que no todo el mundo tiene pensamientos simultaneos, ¡y son muy agradables!

Cariños a todas

Eva dijo...

Hola Marvan

Gracias por esta estupenda entrada, que yo estaba esperando con ganas. Algunas de las cosas que comentas ya las había leído.

D. es muy pequeño aún para poder diagnosticar dislexia. Algunas de estas señales las cumple, pero de una forma un tanto leve, o que yo al menos noto mejoría evidente conforme pasa el tiempo.

Mi hijo todavía no sabe muy bien la medición del tiempo, ni los días de la semana, ni los meses,... pero a decir verdad tampoco es algo que hayamos realmente trabajado para nada.

Además, de más pequeño sí que confundía ayer y mañana, pero ya no, y realmente nunca le he visto confundir arriba y abajo, delante o detrás. E incluso para su edad, suele distinguir bastante bien izquierda y derecha, teniendo en cuenta de que yo tengo que pensármelo a menudo, no veo anormal que alguna vez las confunda, además él mismo sabe rectificar.

Lo que sí veo claro es que le cuesta bastante lo de seguir muchas órdenes seguidas, y es muy despistado. Y lo de automatizar... uffffff eso sí que lo tiene, y creo que esa es la principal dificultad que tiene en la lectura. A mí me parece que es eso esencialmente, pero también me parece que es leve, es decir que no es algo que no pueda hacer y que se atasque para siempre... lo va haciendo... aunque leeeeeeeentamente.

Llevamos casi un año trabajando las sílabas y es incapaz todavía de automatizar ninguna PA MA SA TA... todas las lee bien pero en cada una tiene que ir sonido por sonido.

Lo de los números pues parecido a lo que cuentas, él tiene una sorprendente habilidad para las matemáticas orales, pero no escritas. Para nombrar los números del 14 al 19, aunque sabe cuales son, tiene que comenzar a contar mentalmente desde el uno para lograr decir su nombre. No le pasa con los más grandes, sólo con estos.

Y sobre todo sí que tuvo mucho retraso en el habla, no dijo ni una palabra hasta los dos años, empezó a decir "mamá" una semana antes de cumplir los dos... yo ya estaba preocupadísima.

Pero como esto último se relaciona con el Asperger (él tiene rasgos leves) pues siempre lo he asociado a esto.

Lo que no comentas en tu entrada y que me interesa es que he leído mucho sobre las series o la secuenciación de números, letras, o símbolos. A mi hijo (a su pequeñito nivel) no le he detectado problemas de este tipo, si bien es cierto que no nos hemos puesto a hacer series lógicas ni sé qué nivel tendría que tener en esto un niño de su edad.

También quiero sugerirte, por si te apetece (a mí me sería de gran ayuda) si hay algo que cambiarías en el proceso de aprendizaje de lectoescritura de tu hijo, para que podamos reflexionarlo las que aún estamos empezando.

Gracias de verdad por compartir tu valiosísima experiencia.

Un abrazo

Eva

PrissGonzalez dijo...

Wow... estoy pasmada... no conocía tantas características de la dislexia. Ahora te admiro más como mamá, Marvan, qué paciencia y dedicación!! ...bueno, pero ya quiero saber lo que sigue!!! jajaja... besitos!

Marvan dijo...

Alana, vale la pena leerte el libro. Es un poco tostón (al menos a mi me lo pareció) pero los ejercicios son muy buenos.

Zinnia, lo de 3D, yo también lo creo, es una cosa que he observado ya mucho en mi hijo y realmente creo que lo ven así. Supongo que haces referencia al libro “el Don de la dislexia” que habla de esa capacidad. En algún capítulo me gustaría hablar de ello porque me parece super interesante.
Me hace gracia reconocer tantas cosas en lo que cuentas de tu hijo.
Ipe, no te preocupes. No te la has perdido. Acaba de comenzar jajaja. Pffff, tengo tantas cosas en la cabeza con ganas de escribir pero justamente me encuentro en una época con muy poco tiempo. Pero bueno, haremos lo que podemos. Tu ves leyendo tranquilamente, que esto no se borra.
Lo de dibujar es una cosa que pasa a algunos. Está claro que cada niño sigue siendo un mundo y no todos los niños presentan el mismo kit de problemas (mirate el Da Vinci, con lo bien que dibujaba!!!) pero es una cosa que se menciona bastante y en nuestro caso se cumple y por esto lo he puesto. Ya tengo ganas de leer tus comentarios, seguro que serán muy enriquecedores con tu experiencia!!!
Eva, seguramente que no voy a contar nada nuevo ni voy a inventar la solución jajaja, ya me gustaría, me haría rica y todo jajaja!!! Pero solamente que sentía la necesidad de compartir algunas cosas y simplemente escribir mis reflexiones sobre ello. Probablemente muchas de las cosas que pongo se pueden leer en otros sitios e incluso mejor jejeje.
Como tú dices, tu hijo aún es pequeño para realmente poder hablar de una dislexia. Puede ser que simplemente le cuesta un poco más y ya está. Normalmente se empieza a hablar de dislexia cuando el niño tiene 8 años, o sea que 2 años de retraso a sus compañeros. Aunque esto también es relativo porque tampoco es un retraso simple de 2 años. Tu no puedes decir que un adulto disléxico tenga dos años de retraso en lectura jejeje. Es bastante más complejo que esto, pero bueno, para entendernos, se habla muchas veces de estos dos años en niños pequeños. Yo creo que después de leer tu reflexión al respecto, que lo estás haciendo fenomal.

Priss, esto es solo el comienzo jajaja

Anónimo dijo...

pues sabe, tengo 24 años y desde que me acuerdo tengo problemas para entender lo que leo,lo tengo que leer varias veces para entender la idea. no tengo problemas de escritura ni de lectura, pero si soy muuuuuuuy despistada, pierdo todo, simplemente no lo pienso, tengo muuuuuuuy mal sentido de la orientacion y por mas que trato de esforzarme por entender cirtas cosas me cuesta muuuuchisimo. la verdad he llegado a pensar que tengo algun grado de dislexia, con los numeros ni se diga. en la escuela era mala para ciertas materias, pero para otras era muy buena y todo por no lograr entender, o tal vez solo soy asi, alguien podria decirmelo?

Marvan dijo...

Hola Anónimo. Yo no soy nadie para diagnosticarte una dislexia. Seguramente solo eres así, porque todos los dislecticos también solo son así. No es que sean enfermos ni "mal hechos" ni nada por el estilo. Son así.
Tú seguramente que también.

Lo que tienes que decidir por ti mismo es si este "ser así" te causa problemas en tu vida diaria. Si no te causa problemas, puedes vivir felizmente "siendo así".

Pero si te causa problemas tendrás que buscar soluciones que te ayuden a seguir viviendo felizmente a pesar de "ser así", porque "ser así" siempre lo serás ;).

Perdón mi pequeña broma, pero creo que realmente está allí la cuestión: ¿Te causa un problema si no no?
Si la respuesta es sí, tendrás que buscar ayuda. Quizás te puede ayudar el nombre o la etiqueta, quizás no. Lo que es importante es que una vez que tengas el nombre o la etiqueta, de que hagas algo con esto. Hay que mirar adelante y no quedarse simplemente con el nombre o la etiqueta. ¿Ahora que lo sabemos, qué hacemos con esto?

Por esto digo que quizás ni es necesario la etiqueta. Tú eres así, vale, ¿te causa problemas? si, vale, pues a buscar soluciones. Donde sea. Quizás con algún terapeuta o psicólogo, quizás leyendo libros sobre el tema, quizás aplicando algunas técnicas que se encuentran en estos libros.....
Suerte con ello!!

Related Posts with Thumbnails