La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

martes, 28 de junio de 2011

Martes gritando bien alto

Este martes no me quedo muda, sino bien al revés.
Esta niña del vídeo tiene una lección a dar a través de su padre, un maestro de primera, y que había que gritar bien alto por el mundo entero.
Lo pájaros son bien listos.

Binta y la gran idea.

4 comentarios:

Zinnia Muñoz dijo...

Lo vi hace poco y es un video realmente hermoso. Lo mejor de todo es que no sabe uno sino hasta el final cuál es la gran idea, yo no acerté... jejeje. Muy bonito y el cuestionamiento que hace alrededor de la educación, la mujer, el machismo... Aunque por ir a la escuela tampoco se asegura ningún futuro, eh? pero al menos no le roban tan fácil cuando vende unas naranjas.

Otra enseñanza es, qué tanto valoramos lo que tenemos? una vida sencilla sin necesidad de estar llena de lujos, puede ser lo mejor para compartir.

Besos

Marvan dijo...

Yo tampoco acerté cuál era la gran idea, pensé que era algo más filosófico.

Lo de la escuela también me sorprendió, pero es un poco como lo que dije en el post "soy pro escuela". A veces creo que realmente es un lujo poder decir "no quiero que mis hijos vayan a la escuela" y no sé hasta qué punto tenemos el derecho de reivindicarlo cuando hay tantos niños en el mundo deseando de ir a la escuela y no pueden. No es justo que nosotros desde nuestra posición cómoda con recursos, materiales, internet, libros etc.... ahora vayamos a decir que la escuela es mala. La escuela no es mala, al contrario, ha enseñado a muchas personas antes que nosotros. Sin escuelas existe la ignorancia en muchos países. Solo la escuela moderna de occidente, el sistema puede ser que no funcione, al menos no para todos, pero para otros niños, incluso algunos de mis propios vecinos, la escuela es muy importante y su único medio para aprender.

El ser "anti-esuela" es un lujo de nuestra sociedad occidental.

Lo que también me gustó mucho es la ridiculización de la tecnología moderna. ¿y qué pasa a mediodia? Pues que va mi alarma...
Es genial. Algunos avances son absurdos, innecesarios y llegando al ridículo.

A mi me impactó mucho la sencillez que transmitía la película, el valor de la felicidad, la libertad y el pensamiento crítico. Y el saber elegir solo lo bueno, lo necesario de cada cosa.

Bueno, hoy me enrollo ;)

Zinnia Muñoz dijo...

Jajaja! Sí, la ridiculización de la tecnología es buenísima, a veces tanto bicho electrónico no sirve para nada.

Si es cierto. Somos privilegiados porque podemos educar a nuestros hijos en casa, porque viven en un ambiente enriquecido y de eso se alimentan.

Pero cuando se es la niña de la película... pues no hay nada más deseable que la escuela (aunque sugata mitra diría que no hay nada más deseable que un computador conectado a internet). En estos contextos la escuela sí que cumple con una misión.

Paloma M. dijo...

Gracias por compartirlo, me ha encantado, ahora quiero ponérselo a mi hijo, gran lección de vida.

Está claro, como bien comentáis, que somos unos privilegiados por poder educar a nuestros hijos en casa, pero para dar este paso antes ha tenido que existir el otro, es decir una escuela que forme. Lo malo es cuando el sistema ya no funciona, es ahí cuando hay que cambiarlo o decidir por uno mismo, pero cuando no existe nada, lo mejor es eso.

Related Posts with Thumbnails