La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Reciclar

Hoy en día todo el mundo tira enciclopedias y todo tipo de libros. Todo está disponible en internet y los libros ocupan mucho sitio, así que si quieres conseguir alguna enciclopedia vieja, basta con fijarte un poco en los contenedores y algún día: plaf, allí está al lado del contenedor.

Nosotros no hemos recogido ninguno de al lado del contenedor (aunque otras cosas sí jejeje), pero nos regalaron una enciclopedia sobre la historia, ya bastante antigua. Viendo la enciclopedia pensé lo mismo: ¿qué hago ahora con este "trasto"? ocupando un montón de sitio, cuando hay libros ya mucho mejores en la biblioteca o está toda la información en internet.

Así que cogimos las tijeras y los chicos recortaron las fotografías que más les gustaron y los enganchamos en nuestra "línea del tiempo" o "libro de los siglos".


Me costó un poco hacer entender el principio de "reciclar" a los chicos en este caso. Ellos lo veían como "destrozar" los libros, pero tuvimos una interesante charla sobre la "vida útil" de las cosas, sobre "qué" guardar y "qué" tirar, sobre el materialismo, el respeto por las cosas sin pasarse y caer en el "guardalotodo".

Creo que le hemos dado un buen uso a los últimos días de la enciclopedia. Los chicos la han hojeado por completo, han estado leyendo pequeños trozos que les interesaban, han recortado las fotos que más les gustaban para tenerlos de referencia en el libro de los siglos y el resto de la enciclopedia ha ido al contenedor de papel para ser reciclado para así fabricar, quién sabe, una enciclopedia nueva.

8 comentarios:

estanjana dijo...

Uf! muy complicado que entiendan la diferencia entre destrozar y reciclar!
Muy buena idea!

Anónimo dijo...

cierto, la linea que divide el reciclar del destrozar es leve... y se necesita criterio para conocer la diferencia.

que bueno que han dado vida util a piezas de la enciclopedia, ella lo agradecera en el cielo de las enciclopedias y libros cuando llegue su momento de ser transformada.

por falta de tiempo y espacio no lo hago, pero con una enciclopedia completita me hubiera animado por hacer papel reciclado, decorarlo bonito y hacer unas tarjetas de presentacion o felicitacion...unos cuadritos con naturaleza muerta quiza...en fin, el reciclar da para mucho!
que tengan lindo dia!

claudia mexico d.f. (no me ha dado acceso ... creo que me han bloqueado accesar a blogger en la ofi!!!)

educandoenlacasa dijo...

Auch. Reconozco que soy lo que en chile llaman "cachurera",acumulo y acumulo sin atreverme a declarar el fin de la vida útil de un objeto. En cuanto a los libros, creo que soy fetichista, me gustan como objeto. Entiendo su obsolescencia y comprendo que debe ser evaluada su relevancia, pero me duele el cuerpo de sólo pensar en recortar uno de ellos. Irracional, lo sé, pero superior a mi.

Marvan dijo...

Hola Estanjana y bienvendia al blog. Realmente sí que es dificil, incluso aún para mi misma ver la diferencia entre destrozar y reciclar.

Claudia, qué fuerte que te hayan bloqueado el acceso jajajaja, aunque se ve que es listo tu jefe jjajajaja.
Y sí que el reciclaje da para mucho. Nosotros algunas veces hemos utilizado fotos bonitas de revistas en plan anuncio para utilizarlo como papel de regalo.

Andrea, entiendo perfectamente tu "fobia". A mi en realidad también me cuesta bastante. Pero creo que también es necesario que los niños vayan entendiendo que a veces hay que desprenderse de algo. Yo tuve una tía soltera que tocaba lo enfermizo de "guardarlo todo" y casi vivía entre basura. Suerte que tenía su familia que la ayudaban a quitar cosas de su casa porque sino hubiera sido horrible. Lo guardaba TODO. Yo como he visto este problema, y sé que también lo padezco un poco jajajaja, quiero hacer de vez en cuando un ejercicio justamente al contrario. Parece raro que en una sociedad de usar y tirar, yo tenga que hacer un ejercicio para aprender a tirar (o quitarse de encima como sea), pero es así, porque uno puede caer en el error contrario que tampoco es bueno.
Y mira que me cuesta, sobre todo también con los libros. En el trabajo soy responsable de la biblioteca y cada año tenemos que hacer "limpieza" entre los libros y me duele en el alma tener que tirar algunos (muchas veces ni los tiro pero los regalo donde puedo). Pero hay libros que están tan destrozados que ya dan pena darles prestados en la biblioteca y da mala imagen. Pero te entiendo y duele hacerles pasar "a mejor vida" jejeje.

Paula dijo...

Yo no me imagino diciéndole a los abuelos que me pasen una de sus enciclopedias para que la niña recorte y haga actividades, pero voy a hacer la prueba, no creas.
La verdad es que no se me había ocurrido dar ese uso a esos libros que "ya no nos sirven". Es una gran idea.
Por cierto, al final no puedo ir a Barcelona este fin de semana, pero otro será, que tenemos muchas ganas.
Qué lo paséis muy bien el la exposición de Playmobil y enseñanos algunas fotitos para ponernos los dientes largos.

Muchos besos

bajo el diente de león dijo...

Nosotros con los libros destrozados o muuuyyyy desfasados ya hacemos collages y también intentamos rescatar imágenes, como habéis hecho vosotros, para trabajos posteriores. Otra cosa que hemos hecho es papeles de regalo uniendo muchas hojas de libros viejos; quedan realmente graciosos (pruébalo, Marvan, jejeje). También los utilizamos, además de revistas, periódicos, etc. para hacer papel maché.
Y lo que sobra, pues al contenedor del papel.

Marvan, yo también guardo muchas cosas con la idea de utilizarlas para el futuro, pero si veo que pasa el tiempo y no las utilizamos, pues las llevo a reciclar, porque, como dices, a ver si vamos a caer en el síndrome de Diógenes, jejeje.

Besos.

paloma dijo...

Yo creo que soy como tu tía soltera, sólo que casada y rodeada de vida, je,je...
Nosotros tenemos muchas enciclopedias que hemos encontrado o comprado baratísimas y a mis hijos les encanta mirarlas, se pasan horas...
Mi hermano de pequeño hacía lo mismo y tiene una cultura general bastante más extensa que la mía (claro que eso no es difícil...)
Muchos besos.

Marvan dijo...

Paula, siempre hay que valorar las cosas por muchos variables. No es que todas las enciclopedias viejas son para recortar. Hay enciclopedias viejas que están muy bien y nosotros tenemos algunos. Esta en concreto no le veía la utilidad más que ocupar sitio, así que decidimos a cortarla.

Lástima que no podrás venir a la feria. A ver si puede ser en otra ocasión ;)

Pilar, ya lo veo a diario en tu blog que haceis unas cosas maravillosos reciclando de todo. Me gustó mucho la idea de pintar los libros de carton en blanco y volver a "editarlos". Lástima que los mios ya son un poco grandes para esto. Aunque es una idea que no descarto alguna vez para algún proyecto porque el libro puede ser lo complicado que tú quieras hacerlo.

Paloma, qué alegría me ha dado volver a verte por aquí. Ahora me siento un poco culpable recortando enciclopedias que otros niños mirarían horas y horas jejeje, pero bueno, creo que esta no valía la pena. Y no te creas, yo tengo el mismo gen que mi tia jajaja.

Related Posts with Thumbnails