La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

domingo, 18 de abril de 2010

Rincones de Casa

Las bases se pueden encontrar en el blog de Madelen.
Para esta edición de rincones en casa os presento la mesa de trabajo de mi pequeño investigador-explorador-inventor durante un día de estos.

Tiene un poco de todo.
El libro de taxidermista que estaba leyendo su hermano. No sé, a lo mejor le gustaba que el libro le hacía compañía porque él mismo no lo ha leído. Unas cartas de un juego sobre reptiles. Los tenía todos expuestos de esta manera porque estaba diseñando su casa donde querrá vivir en un futuro. Y la casa iba llena de animales y no se quería olvidar de ninguno.
También tiene dos dados al lado. Típico para él, porque quiere jugar juegos de mesa a todas horas. Está también un Kit electrónico por allí que le regalaron para su cumpleaños y de vez en cuando lo aprieta para darse cuenta de que es verdad: si el circuito está cerrado, funciona!
Hay también un montón de cuerpos geométricos. Como es un chico de rachas, le dio por hacer cuerpos geométricos en papel a mogollón y los quería todos en su mesa. Ahora ya parece que se le ha pasado.
También está su bote de chuches!!! Sí, este pequeño mio le gustan los chuches y como tiene abuelos, pues allí tiene sus chuches. Estas navidades le regalaron una caja entera de chupachups!!!! Debe ser que los abuelos saben que yo no les compro y como solamente le ven dos veces al año habrán pensado: vamos a darle al chico una buena despensa para que aguante hasta que le volvemos a ver.
Él los quiere tener a mano para coger alguno cuando le apetece (y si tiene suerte de que yo simultaneamente le dejo)
Finalmente sus tarjetas de las cajas también están por allí.
Total, una mesa llena de vida y trabajo!

7 comentarios:

educandoenlacasa dijo...

Es un chico curioso, el tuyo.

Ipe dijo...

Es un espacio de trabajo magnifico... amplio y dispuesto para el desorden jejeje.

Lo de las chuches me ha llegado al alma... ¡yo he sido tan poco permisiva! no dejaba a los abuelos saltarse las normas... y los abuelos han sido muy obedientes siempre. Ahora me parece que he sido cruel, pero ya no tiene remedio.

Cariños inmensos,

Marvan dijo...

Andrea, sí que lo es de curioso mi chico, mucho jejeje. Gracias!

Ipe, lo de los chuches para mi siempre es un problema. Yo nunca les compro pero en mi casa siempre hay. Es como si la gente sabe que yo no les compro y todos se sientan con la necesidad de darselo. Cuando eran pequeños algunas veces a las cajeras que ofrecian caramelos a mis hijos tenía ganas de decirles: no le des caramelos porque tiene diabetis!
Me daba mucha rabia que les ofrecían caramelos, pero no quería tampoco prohibirlo cuando otro les ofrecía.... total, tú te arrepientes pero yo a veces también me arrepiento de no haber sido más dura..... jejeje ¿será condición de madre arrepentirnos siempre de que lo podíamos haber hecho mejor????? ;(

Ipe dijo...

Lo que es seguro, seguro, Marvan,.. es que es condición de madre vivir en la duda ;-D

En mi blog te voy a contar mi estrategía para que mis hijos no comieran chuches y de como se fue al garete...jajajaja

Besos inmensos,

♥ meninheira ♥ dijo...

Me encanta, está llena de vida y refleja una mente inquieta :)

[en casa siempre hay chuches, nos encantan a todos y además siempre nos sobran de la cabalgata de Reyes :D No somos expresamente prohibidores -¿cómo si nosotros también "pecamos"?- pero curiosamente pueden pasar semanas sin que nadie pruebe un sugus :D]

besiñossss

Sylvia dijo...

Igual que a Meni , me encanta!!

Refleja la curiosidad por investigar y aprender!!

Petons

Silvia dijo...

Igualito que por estos lares, mi hermana les trajo, compró, se comió de lo que nunca se había comido, y se bebieron refrescos, hasta yo estaba deseando que viniera para zamparme unos donus de chocolate...

Y a veces pasan días sin que coman chuches pero las mías están todo el dia con chicles sin azúcar que les dan en la iglesia.

(Y hoy, como por casualidad, Victoria se comió un sugus de los que le trajo la tía, pero me vino a preguntar y todo, y le decía la hermana desde abajo, ¿qué te ha dicho, que sí, te ha dicho que sí? (con un tono que se traduce: "ah, la madrastra te ha dado permiso?", vamos que no se lo creían.

Besos y este hijo tuyo es un AMOR, que bonito el diseño de su casa.

Related Posts with Thumbnails