La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

domingo, 15 de marzo de 2009

El Aquarium

Hoy fuimos al Aquarium para celebrar el cumpleaños de mi hijo pequeño. ¡¡8 años!! Los niños estaban encantados con los peces y no se callaban ningún momento.

Me hizo gracia que las monitoras intentaron hacer callar a los niños cuando iban bajo el oceanario. Ellas querían explicar algo pero no había manera, los niños no se callaban: ¡mira este qué grande! ¡Mira los dientes! ¿has visto aquel? ¡Que viene uno, que viene uno! ¡Mira qué largo! ......

Me sorprendió que las monitoras suponen que los niños podrían estar callados escuchando sus explicaciones mientras que hay estos animales fantásticos y espectaculares nadando a su alrededor. Yo me hubiera preocupado si se hubieran callado y hubieran escuchado a las monitoras.

Me acordaba de los comentarios sobre la nieve de los niños de Pilar. ¿Cómo pedir que estén viendo algo tan sorprendente y que estén callados? Al contrario, habría que estimular sus comentarios, enriquecerlos, guiarlos. Si son muchos niños puede ser molesto y parece un gallinero enorme, pero por favor, no exigimos a los niños que estén callados viendo algo maravilloso.

9 comentarios:

Sandra y Javi dijo...

Hola, no dejo muchos comentarios pero sigo tu blog dsde hace tiempo. Cuanta razón tienes, hemos tendo alguna situacion similar, que manía con no dejar que se expresen!

gemma dijo...

Moltes felicitats al petit!!!, que ja no ho és tant...

Després diuen que no hi ha un bon nivell d'expressió oral. Ja m'explicaran com és que es vol incrementar aquest nivell si s'està fent callar els nens continuament.

Encara que, després o alhora que ells s'expressen i comenten, poden anar escoltant alguna explicació que pot ser interessant.
Però no crec que faci falta que tots callin, les monitores podrien anar aportant els seus coneixements, alhora que els més menuts aporten les seves sensacions i comentaris. Més com un diàleg o per respondre les incògnites o preguntes que ells plantegin.

L'altra dia al Cosmocaixa el senyor que fa de vigilant ens va explicar algunes curiositats interessants però xerrant normalment.

Pilar Redondo dijo...

Jajajajaja!! Me gusta mucho esta entrada, y es muy cierto lo que dices :).

Mis hijos son dos loritos y a mí me encanta, jejejejeje.

Un beso.

Pilar Redondo dijo...

¡Ah! se me ha olvidado en el anterior mensaje: ¡FELICIDADES! Ocho años ya... A seguir cumpliendo muchísimos más, con alegría y salud, y que no se agote nunca esa curiosidad y ganas de comentarlo todo, jejeje.
Otro beso.

Silvia dijo...

Ahora comprendo! Que coincidencia! Una cosa mas en común :D
Tu chiquito tiene 8!, yo crei que tus niños eran más pequeños. Felicítamelo mucho mucho, Tete también le manda felicitar.

paloma dijo...

Yo tengo tres loros y medio...A veces creo que voy a enloquecer, hablan y hablan y preguntan uf!!! y el tercero a gritos...pues si no nadie le escucha. Samuel ya dice mamá, teta y agua. Esto último ha sido por supervivencia pues yo siempre olvido dar agua a mis hijos cuándo son bebés y el otro día estaba "seco" y me dijo de repente AGUA, me moría de la risa...el pobre.
Bueno todo esto era para felicitar a tu pequeñín. Un beso.

Marvan dijo...

Gracias a todas por las felicitaciones y comentarios.
Silvia, mis chicos tienen ya 10 y 8, .......como pasa el tiempo!!!

Meninheira dijo...

Muchas felicidades Marvan!!! bueno, y al peque también, que hace ya 8 años que llegó al mundo :)

Otra cosa que también me molesta respecto a los niños es que cuando hablan muchas veces no se les hace caso, como si fueran infrahumanos y no merecedores del mismo trato educado que nos damos los adultos.

Un besito :)

Ale dijo...

10 y 8 años =O, no sé por qué yo pensaba que eran menores. felicidades al cumpleañero =)

Estoy con ustedes en el debate, es dificil encontrar gente adulta "afuera" que trate a los niños como trataría a un adulto en cuanto a respeto. A mi me pone los pelos de punta cuando vamos a un restaurante, mis hijos le piden algo directamente a la mesera y ésta actúe como si no le estuviesen hablando, o voltea a vernos a los papás esperando que repitamos lo que el niño claramente ha ordenado =/

Related Posts with Thumbnails